Los astronautas

| Actualizado a 27 noviembre 2022 18:01
Álex Saldaña
Comparte en:

Entre tanta noticia que habla de guerras y de miserias humanas, esta semana me ha ilusionado ver la cara de alegría de los dos nuevos astronautas españoles de la Agencia Espacial Europea, Pablo Álvarez Fernández y Sara García Alonso. Ambos treintañeros, elegidos entre más de 22.500 aspirantes de 25 países de todo el continente, son de León. Sí, imagino que las estadísticas no daban demasiadas posibilidades a que de esta provincia salieran dos astronautas, pero quien conozca los cielos de esa parte de nuestro país sabrá la magia que tienen, pues allí las estrellas parecen estar mucho más cerca, por lo que no es de extrañar que estos dos niños soñaran con llegar al espacio. Y, aunque no se conocían hasta esta semana, ambos estudiaron en la Universidad de León. Él, ingeniería aeroespacial; ella, biotecnología. O sea que seguro que algún día se cruzaron en los pasillos de esa universidad. Su éxito, pues, supone también una reivindicación de la educación pública, tan denostada por algunos en estos tiempos. Son dos mentes brillantes que no esconden la pasión que sienten por su trabajo y que se confiesan enamorados de los deportes y la naturaleza. «Con constancia, esfuerzo y muchas ganas los sueños pueden hacerse realidad aunque sea algo tan improbable ser astronauta y viajar al espacio», dicen. Pues sí, hay que esforzarse por cumplir los sueños. Siempre es bueno tener algo por lo que luchar, por lo que vivir, incluso aunque no todos podamos alcanzar las estrellas.

Comentarios
Multimedia Diari