El problema que tiene este país nuestro en el que nos tocó en suerte o en desgracia vivir es que hay poca gente con sentido del humor. En serio, hay muy poca. Miren a su alrededor. La mayoría de sus vecinos, amigos y familiares son gente muy seria. Y, cuando se ríen y lo pasan bien, su humor es, citando ...

Multimedia Diari