La tertulia como género

| Actualizado a 23 junio 2022 08:12
Antoni Coll i Gilabert
Comparte en:

Poco podía pensar Tertuliano, padre de la Iglesia de los primeros siglos, que su nombre iría asociado a los programas más socorridos de la radio y la televisión. La tertulia no requiere mucha preparación ni gasto: un moderador, unos invitados y unas cámaras que les enfocan.

¿Y el tema? Sergi Pàmies bromeaba hace poco sobre la multiplicidad de cuestiones que enjuician: elecciones andaluzas, o francesas, o colombianas, la guerra de Ucrania, el fútbol del Girona, los incendios... ¿Deben saber de todo? No es necesario...

Cuando comenzaron las tertulias se invitaba a algún experto según el tema de que se tratara; después, aunque no supieran del tema, se invitó a los tertulianos a salir en televisión por ser famosos, y finalmente son famosos porque salen.

Comentarios
Multimedia Diari