Una mujer salta de un coche en marcha durante una persecución policial en Tarragona

Iba de copiloto en un coche cuya conductora intentó escapar de un control policial porque iba bebida y no tenía carnet

27 mayo 2024 12:55 | Actualizado a 27 mayo 2024 16:58

La Guàrdia Urbana de Tarragona detuvo en la madrugada del sábado a una mujer de 21 años como presunta autora de cinco delitos: conducción bajo los efectos del alcohol, conducción temeraria, conducción sin haber obtenido nunca el permiso, resistencia a los agentes de la autoridad y detención ilegal.

Este delito de detención ilegal se añadió al atestado ante la negativa de la conductora de parar el coche en plena persecución policial. Su amiga de 26 años, que iba de copiloto, le pidió en reiteradas ocasiones (así se lo dijo a los agentes cuando terminó la persecución) que parara para bajarse, sin que la conductora le hiciera caso.

Por esta razón, en un momento de la huida, decidió saltar del vehículo en marcha, lo que le causó contusiones en la rodilla y la pelvis, han informado fuentes de la Guàrdia Urbana.

Los hechos ocurrían alrededor de las 3:20 horas del sábado 25 de mayo, una patrulla que circulaba por la calle Pere Martell observó que la conductora de un turismo no llevaba el cinturón de seguridad obligatorio, motivo por el cual le indicaron que se detuviera mediante las señales luminosas del vehículo policial.

El turismo, tras omitir la petición de los agentes, aceleró la marcha e inició una huida por diferentes calles del centro y Ponent de la ciudad: Torres Jordi, Ramón y Cajal, plaza de Europa, autovía T-11, Rambla de Ponent, Riu Llobregat y Riu Onyar. Durante todo este itinerario, la misma patrulla mantuvo contacto visual con el turismo, que a causa de la gran velocidad obligó a otros vehículos y peatones a apartarse o detenerse bruscamente.

A la altura de la calle Riu Onyar, la conductora vio una segunda patrulla policial, y en ese instante, paró el turismo y la conductora salió corriendo. Los agentes fueron tras ella y la interceptaron y la detuvieron, a pesar de la resistencia ofrecida.

La prueba de alcoholemia a la que se sometió la conductora dio un resultado positivo de 0,66 miligramos de alcohol por litro de aire aspirado (mg/l). Tras las peticiones pertinentes, los agentes constataron que la conductora nunca ha tenido el permiso de conducir.

Se lee en minutos
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:
Comentarios
Multimedia Diari