Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La fachada de la casa de Alt de Sant Josep se cae ‘por dejadez y no por las plantas’

Los propietarios de la azotea rebaten los argumentos de la comunidad número 3 y los relacionan con una falta de cuidados 

Cristina Valls

Whatsapp
Imagen de las jardineras de la terraza de los propietarios, en la calle Alt de Sant Josep. Foto: A. Mariné.

Imagen de las jardineras de la terraza de los propietarios, en la calle Alt de Sant Josep. Foto: A. Mariné.

La problemática por el desprendimiento de parte de la fachada y las supuestas humedades en el marco de una terraza con jardineras en la calle Alt de Sant Josep anunciada ayer jueves en este periódico cuenta con la versión de los propietarios de la misma. “La fachada sufre en todo su conjunto de la manzana desprendimientos similares debido a la patología que sufre la obra vista de todo el perímetro del conjunto del edificio. Las plantas más grandes o más pequeñas no tienen nada que ver con los desprendimientos. Básicamente, se trata de una falta de mantenimiento de un edificio de más de 30 años de antigüedad” argumentan los dueños de la propiedad.

“En el año 2000, en la calle Gaudí hubo casos importantes de desprendimientos y el Ayuntamiento dictó los decretos correspondientes para la reparación de las fachadas a todas las comunidades, la mayoría de las comunidades realizaron las reparaciones menos la comunidad de Alt de Sant Josep número 3", explican. Aclaran también que las jardineras están construidas desde que se realizó la obra del edificio. De hecho, son anteriores al año 1989, según refuerzan los propietarios con fotos aéreas oficiales del Institut Cartogràfic i Geològic de Catalunya, a las que pudo acceder el Diari.

Según aportan los dueños con fotografías aéreas, las jardineras son de mucho antes del año 2012

Por otra parte, según apuntan informes de una arquitecta técnica e ingeniera de la edificación independente, "las jardineras no afectan a la estructura, ya que en el momento de construir el edificio ya se pudo prever esta carga lineal del extremo. Si hubiera un peligro inminente de desprendimientos por culpa de las jardineras, la fachada presentaría grietas en toda la longitud y el muro que la corona estaría desplomado. El muro no ha perdido el plomo".   

Las humedades

Por lo que respecta al tema de las supuestas humedades, otro factor que se sumaba a los desprendimientos de la disputa vecinal, según muestran los mismos dueños detallan que "las jardineras no tocan la pared de la fachada ni directamente al suelo, y hay un sistema de desagüe correcto hacia los desagües de la terraza. Nos consta, además, que el caso de la vecina y las supuestas humedades en su vivienda de la calle Alt de Sant Josep-3, y que demandó a los propietarios del ático, se trataba de problemas de condensación de su propia vivienda". De hecho, esa demanda fue retirada momentos antes de celebrarse el juicio el día 22 de enero de 2014.

En estos momentos están a la espera de la resolución judicial, por la última demanda presentada por la comunidad Alt de Sant Josep número 3. "Es sorprendente y más teniendo en cuenta que la misma patología esta presente en partes del edificio donde no existen jardineras", concluyen los dueños, quienes hacen constar que disponen un acta notarial con fotografías de los edificios donde queda reflejada la situación.

Temas

Comentarios

Lea También