«Seguimos trabajando para que la línea de alta tensión no cruce el territorio»

El territorio trabaja en la sombra para evitar que la MAT Valmuel-Begues cruce la provincia, a la espera de que el Ministerio de Transición Ecológica se pronuncie sobre el proyecto

| Actualizado a 12 febrero 2022 19:21
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Han pasado cinco meses desde que el territorio escenificó su unidad en contra del proyecto de la línea de muy alta tensión que el grupo Forestalia ha proyectado para transportar electricidad verde desde Aragón hasta Catalunya, y que hasta su conexión con la subestación de Begues (Baix Llobregat) cruzará una cuarentena de pueblos catalanes, 32 de ellos del Camp de Tarragona y las Terres de l’Ebre.

En un acto celebrado en el Palau Bofarull de Reus, la Diputació de Tarragona, siete Consells Comarcals (Terra Alta, Ribera d’Ebre, Priorat, Baix Camp, Alt Camp, Baix Penedès y Alt Penedès) y 38 ayuntamientos del Camp de Tarragona, el Penedès y las Terres de l’Ebre, mostraron su rechazo a esta línea eléctrica.

De momento, los Consells Comarcals y los ayuntamientos afectados, que presentaron un paquete de alegaciones conjuntas, no han tenido ninguna noticia al respecto, tal y como confirma al Diari la presidenta del Consell Comarcal del Baix Camp, Rosa Abelló, quien asegura que «no sabemos nada todavía. Nos consta que el Ministerio de Transición Ecológica no ha contestado nuestras alegaciones porque aún no ha recibido el proyecto por parte de la empresa», dice, por lo que aún no habría redactado su estudio de impacto ambiental.

No obstante, Abelló recuerda que, aunque no se hable tanto del tema, «nosotros seguimos trabajando. Hemos llamado a todas las puertas posibles, desde el Gobierno central hasta la Unión Europea, pasando por el Parlament de Catalunya».

De hecho, desde los Consells Comarcals y los ayuntamientos afectados, a la espera de conocer la respuesta a sus alegaciones, han emprendido muchas acciones, como una reunión con el subdelegado del Gobierno en Tarragona, Joan Sabaté (16 de septiembre de 2021); la aprobación por parte del Consell Comarcal del Baix Camp de una moción en contra del proyecto (29 de septiembre de 2021); una comparecencia de la propia Rosa Abelló en la Comissió d’Acció Climàtica del Parlament de Catalunya (14 de octubre de 2021); la presentación de una pregunta en la Comisión Europea por parte del eurodiputado de ERC, Jordi Solé (11 de noviembre de 2021); o una reunión telemática con representantes del Ministerio de Transición Ecológica (2 de diciembre de 2021).

Por su parte, la Diputació de Tarragona, tal y como quedó claro en el acto del pasado 7 de septiembre, también se ha movido para mostrar su disconformidad con el paso de la línea de muy alta tensión por las comarcas tarraconenses. En su día presentó una serie de consideraciones al proyecto, que fueron contestadas por la Subdelegación del Gobierno, trasladando la opinión de la empresa, tal y como han confirmado al Diari fuentes de la propia Diputació de Tarragona.

Estas mismas fuentes han reafirmado la posición de este ente supramunicipal sobre ese asunto, y que el 7 de septiembre ya dejó clara la presidenta, Noemí Llauradó: «El compromiso de la Diputació con la transición energética es firme, pero defendemos que se tiene que hacer ordenadamente, desde la planificación y el diálogo con los territorios afectados, con total coordinación y lealtad institucional, para hacer prevalecer siempre el bien común».

Por último, hace pocos días, la directora general de Energía de la Generalitat, Assumpta Farran, participó en el Consell d’Alcaldias, donde, según Abelló, quedó claro que la Generalitat tampoco apoya el proyecto de la MAT.

De hecho, en septiembre del año pasado, el Departament d’Acció Climàtica, Alimentació i Agenda Rural, anunció la presentación de un conjunto de alegaciones en contra del proyecto de la línea eléctrica de muy alta tensión Valmuel-Begues.

Mientras se producen todos estos movimientos, el Ministerio de Transición Ecológica sigue recabando información sobre el proyecto de la línea de muy alta tensión y, según han confirmado al Diari fuentes de la Subdelegación del Gobierno, todavía no ha tomado ninguna decisión al respecto.

No obstante, no hay que olvidar que la ministra de Transición Ecológica, y vicepresidenta tercera del Gobierno de España, ya reconoció en septiembre en el Senado, en una interpelación presentada por ERC sobre el «peligro medioambiental» de esta línea, que se trataba de un proyecto «difícil de entender».

La línea recortará la electricidad transportada 

Forestalia, la empresa responsable del proyecto de la línea de muy alta tensión que pretende atravesar la provincia de Tarragona para transportar electricidad de Valmuel (Teruel) hasta Begues (Barcelona), ha renunciado a desarrollar 13 proyectos eólicos en la provincia de Teruel con más de 500 megavatios (MW) de potencia en su conjunto, que estaban en tramitación incipiente por parte del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

Según publicó el Diario de Teruel en su edición del pasado 1 de febrero, citando fuentes de esta empresa promotora de centrales renovables, la retirada se circunscribe a algunos parques de aerogeneradores situados en las comarcas del Bajo Aragón, Bajo Martín, Andorra-Sierra de Arcos y Cuencas Mineras, cuya electricidad estaba previsto evacuar a varios puntos de Catalunya.

Este rotativo de Teruel añade que, aunque la compañía no ha precisado a qué proyectos concretos ha decidido renunciar, se trata de aerogeneradores que pertenecen al la línea Valmuel-Begues y a la Valmuel-Garraf, ambas en tramitación. No obstante, la información también añade que Forestalia mantiene en tramitación estas dos líneas de muy alta tensión hacia Catalunya. La inversión del proyecto de la MAT que debe atravesar Tarragona asciende hasta los 60 millones de euros.

 

Comentarios
Multimedia Diari