Costa

Compromiso para buscar una playa para perros en Cambrils

Un grupo de vecinos recoge cerca de 2.000 firmas para pedir un espacio mucho más amplio y digno para sus animales domésticos

El gobierno de Cambrils se comprometió en la sesión plenaria a buscar una nueva playa adaptada para perros. El grupo de la Assemblea de Cambrils fue el encargado de presentar una moción para reclamar este espacio, ya que el actual, en la desembocadura de la riera d’Alforja, no está en las mejores condiciones. Para hacer presión, un grupo de vecinos, acompañados de sus animales domésticos, se concentraron en la plaza del Ayuntamiento para reivindicar una playa digna.

Ivan Sanz leyó la moción que contaba con el respaldo de 1.000 firmas físicas y 859 recogidas en la plataforma Change.org. El concejal aseguró que el espacio habilitado está abandonado y supone un riesgo para la salud de los usuarios y sus perros. «No es una playa, es una desembocadura de una riera que está ocupada por runas, rocas, aguas estancadas y restos de un antiguo embarcadero», apuntó el edil. Por ello, el partido pidió que en un plazo máximo de dos meses se ampliara la zona de la playa habilitada para perros unos 120 metros o bien, que si no era posible esta medida que se condicionara un nuevo espacio de baño para perros.

Los vecinos pedían poder disponer de toda la playa de la riera d'Alforja

La concejal de Turismo, Mercè Dalmau, fue la encargada de responder a esta petición y cerrar un acuerdo que contó con todos los votos de los ediles. Según explicó, hace unas semanas recibieron esta demanda por parte de los vecinos, que pedían disponer de toda la playa de la riera d’Alforja, delante del Passeig de les Palmeres. Desde Turismo se hizo la consulta a Costes de la Generalitat, que es quien aprueba las zonas de baño de los municipios. «La normativa dice que la superficie de cada una de las zonas habilitadas no puede exceder del 50% de la playa, por lo tanto, esta propuesta no nos la aceptarían», justificó.

Acuerdo para 2019

Dalmau también apuntó que el periodo de dos meses que se establecía en la moción tampoco se podía llevar a cabo, ya que los usos de las playas se tienen que entregar a la Generalitat antes del 31 de octubre y por lo tanto, esta medida no se podría ejecutar hasta el próximo año. La concejal aseguró que los servicios de limpieza de las playas acondicionarán el espacio actual y se retirarán las placas de hormigón. Además, avanzó que la concejalía de Servicios prevé construir una zona para perros en la zona del Parc del Pinaret. 

El consistorio prevé habilitar un espacio para perros en el área del Pinaret

La edil lamentó que a nivel técnico no podían apoyar la moción pero Sanz le ofreció un trato para llegar a un acuerdo favorable: retirar el plazo de dos meses y pedir que se adecúe una playa de cara al próximo año. «Nos comprometemos a estudiar un nuevo espacio pero no me comprometo con la playa de la riera porque tiene mucha afluencia y va mucha gente y no creo que sea la zona más adecuada. Se deben evaluar otras ubicaciones con una extensión más grande», manifestó la concejal.

Sanz pidió a la secretaria del pleno que se modificaran los puntos. «Lo dejamos en un acuerdo de consenso porque lo que queremos es que los propietarios no tengan un riesgo inminente de hacerse daño», apuntó el portavoz de AdC, que valoró la actitud «conciliadora» de Dalmau. El resto de los partidos votaron a favor de la moción. 

Sigue navegando