Costa

El lío de la nueva zona azul en Cambrils y Vinyols

El primer verano de la nueva área de pago en la zona de la Fontcoberta, junto al Ayuntamiento cambrilense pero en Vinyols, levanta las quejas de los usuarios. Lamentan que no está bien señalizado y critican que «no tiene sentido»

Vinyols o Cambrils. Cambrils o Vinyols. Los conductores no siempre tienen claro dónde están. Hay puntos en que los términos municipales no están delimitados de forma clara y visible. Antes esto no suponía un problema. Quien vive en la zona ya lo sabe desde hace tiempo, y quien está de paso, hasta ahora no necesitaba saberlo. Pero desde la puesta en marcha, a finales de junio, de la zona azul en áreas como la de descampados de la Fontcoberta  –justo detrás del Ayuntamiento de Cambrils, aunque es Vinyols– sufren ahora las consecuencias.

«Me he descargado la aplicación que figura en el parquímetro, y no me funciona. No me deja registrar. Me obliga a hacer una recarga de diez euros y yo no quiero un bono. Ni siquiera soy de aquí. Solo necesito un tique para ir a hacer unos trámites. Serán unos minutos», explicaba esta semana Gisela, que aparcó finalmente en una calle donde solo estaba su coche. Ella es de Barcelona y se desplazó hasta Cambrils por motivos laborales. «No entendía nada cuando he visto toda esta zona azul y he tenido que aparcar aquí, en medio de la nada. La verdad es que me daba cosa. Está claro que es afán recaudatorio», remarca.

A pocos metros se construyen unos chalets. «Suerte que podemos dejar el coche en el terreno de la obra. Si no, nos tocaría pagar. Hay que ir con cuidado», señala uno de los trabajadores. También se han conocido casos en que el usuario ha pagado la zona azul pensando que era Cambrils con la app de Cambrils, y  ha sido multado por Vinyols. Un problema que ya ocurrió, por ejemplo, el año pasado en las calles limítrofes entre los dos municipios como la de Cristòfol Colom y la Rambla del Regueral.

Especialmente curioso es también el caso del Vial del Cavet, justo detrás del Ayuntamiento y de la Escola Marinada. Un lado de la calle es zona azul. El otro, blanca. «Nos han hecho una buena putada. Entiendo que cuando se pone zona azul en algún sitio se hace como justificación para la rotación de vehículos. Y aquí no hay», remarca David, que en este caso ha tenido suerte y ha podido aparcar en la zona gratuita. «No es una buena solución. Aquí viene mucha gente que tiene que ir a hacer gestiones al Ayuntamiento o al CAP. ¿Qué pasará después del verano?», añade Anna Morera, visiblemente indignada. «Es vergonzoso», suelta Antonio, otro usuario, tras poner el tique.

Isabel es de Cambrils. Pero no se mueve muy a menudo por la zona. «No me había enterado de que ahora esto era de pago. De hecho, ni siquiera me había fijado en que era Vinyols. Lo vi la semana pasada», explica, lamentando que «las multas son muy caras». Quienes tienen menos riesgos a tener sustos, aunque comparten indignación, son los cambrilenses que conocen la realidad de zonas como la Fontcoberta. «Nosotros somos de aquí y sabemos lo que hay. Tenemos ventaja», explica Pep, justo después de aparcar y sacar el tique. «Sabemos de qué va el tema y está claro que lo hacen para recaudar», insiste. Pero se pregunta qué pasará la semana que viene cuando arranque el curso escolar: «Esto será un caos».

El Ayuntamiento de Vinyols, en el momento de tomar la decisión, afirmó que se vieron obligados a cerrar solares y terrenos donde aparcaban muchos vehículos por razones de seguridad y de acuerdo con la ordenanza municipal. Y que ponían zona azul para facilitar la rotación. El consistorio cambrilense, por su parte, se mostró descontentó y envió una carta pidiendo a Vinyols que cambiara de decisión. De momento, y según figura en los carteles, habrá zona azul al menos hasta octubre.

Sigue navegando