Costa

Licitan el estudio para eliminar la barrera de la vía de la Costa

Adif ya prepara el desmantelamiento de la línea de la costa entre Vandellòs y Salou. En los próximos meses definirá con los alcaldes la intervención urbanística 

Empieza a prepararse el desmantelamiento de la línea de la costa para después de la entrada en funcionamiento del nuevo tramo del Corredor del Mediterrani entre Vandellòs y Tarragona. De momento, el ente gestor Adif anunció ayer que se ha licitado el proyecto que estudiará cómo eliminar el efecto barrera, una vez se haya sacado la vía en el tramo desde Vandellòs a Salou.

A lo largo de los treinta kilómetros de línea que se eliminarán, se estudiará su paso por los núcleos urbanos, las urbanizaciones y los campings, entre otros. El objetivo es que se determinará la fórmula para aminorar el efecto barrera derivado de la presencia de la actual traza ferroviaria. Así, se tendrán en cuenta aspectos como la movilidad, la configuración urbana, el acceso a la zona de playas y otros servicios, además del mantenimiento del drenaje actual.

Según informó la empresa pública Adif, el contrato ha sido licitado por un importe de 210.087,75 euros (IVA incluido) y el plazo estimado para la redacción del estudio es de ocho meses.

El estudio se hará en base a la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) de la variante Vandellòs- Tarragona del Corredor del Mediterrani, que determina la necesidad de desmantelar la actual vía una vez se ponga en servicio la nueva infraestructura.

De acuerdo con esta declaración, se retirará la superestructura de la vía, lo que significa el carril, las traviesas y el balasto. Además de los sistemas de electrificación y señalización que queden fuera de uso. Esto es lo que habían solicitado los alcaldes de Vandellòs i l’Hospitalet de l’Infant, Mont-roig del Camp, Cambrils, Vinyols i els Arcs y Salou.

En las diferentes reuniones con el Ministerio de Fomento, los alcaldes habían solicitado al Gobierno Central un calendario y la información para conocer cómo iba a procederse a la retirada de la vía. Ayer Adif daba a conocer la licitación de este proyecto, en el que deberá concretarse el postdesmantelamiento. De hecho, respecto al primer punto aseguraron que «cuando quede libre la vía se quita y ya está. No tienes que hacer ningún estudio ni nada, en todo caso un contrato con una empresa que se encargará de la obra»,

En la información proporcionada por Adif se asegura que el estudio incluirá, entre otras actuaciones, la realización de contactos institucionales necesarios, el análisis de la documentación disponible, trabajos y visitas de campo, la identificación de los principales condicionantes, además de definir y programar las actuaciones necesarias para minimizar este efecto barrera.

Además, de describir las actuaciones a realizar, se prevé que incluya unas prioridades y un marco de programación temporal para el desarrollo de las mismas, cuya definición y diseño precisos se abordará en una fase posterior.

Adif inicia este procedimiento cuando el nuevo tramo del Corredor del Mediterrani ya está en la recta final para su entrada en funcionamiento. Las últimas informaciones no oficiales apuntan que su inauguración podría ser entre los meses de octubre y noviembre. Por el momento no se ha producido ninguna confirmación de carácter oficial.

El desmantelamiento de la vía y la posterior integración urbanística de la actual plataforma es el primer paso para que en un futuro pueda recuperarse este espacio para el servicio tranviario, según las prioridades que establecieron los representantes municipales. 

Sigue navegando