Reus

Un vuelo a Reus da vueltas en el aire por falta de luz en la torre de control

Varios rayos dañaron el suministro eléctrico y los equipos de navegación. La infraestructura retrasó prácticamente 45 minutos su apertura

La fuerte tormenta que ha descargado durante la pasada madrugada en el Camp de Tarragona ha afectado al Aeropuerto de Reus. Los numerosos rayos que han caído durante el episodio han afectado buena parte de los sistemas eléctricos, incluidos los de la torre de control. Todo ello ha obligado a retrasar la apertura del equipamiento. El Aeropuerto de Reus, que no abre las 24 horas del día, entra en funcionamiento a partir de las 08.00 horas cada mañana. Hoy, al llegar el primer operario a la torre, a las 07.30 horas, se ha encontrado con todos los sistemas caídos

Tres operarios han trabajado a contrarreloj para devolver a la normalidad a la torre de control. Una situación que, según ha denunciado el sindicato UGT, ha afectado a un vuelo procedente de Bruselas que ha tenido que mantenerse en el aire hasta que la torre de control ha vuelto a estar en funcionamiento

Al no poder garantizar las ayudas, el avión no podía aterrizar.

Según cuentan desde UGT, «la torre de control no tenía acceso a las comunicaciones», con lo que no se podían coordinar los aterrizajes y los despegues. Además, «tampoco podía comprobarse el funcionamiento de los ILS, es decir, los sistemas de aterrizaje por instrumentos». Dichos instrumentos de radioayuda son los que guían a los pilotos en el aterrizaje y en el despegue. «Se trata de unos equipos electrónicos que permiten encarar los aviones a la pista en altura y en posicionamiento horizontal», dicen las mismas fuentes.

Al no poder garantizar las ayudas, el avión no podía aterrizar. Una situación distinta a la ocurrida a principios de julio, en un vuelo que cubría la ruta Reus-Glasgow. Entonces el avión despegó sin ayuda de la torre de control, según denunció UGT, por culpa de una caída de corriente. «En el caso de los aterrizajes no se puede realizar la operación sin comunicación con la torre de control».   

Según cuentan fuentes del Aeropuerto al Diari, la noche de ayer estaba prevista una modificación en el sistema eléctrico central de la torre de control. Una actuación de mejora, planificada desde hacía semanas, que quedó aplazada por la intensa tormenta que cayó sobre el Aeropuerto. 

Aena niega retrasos

Por su parte, Aena, el operador aeroportuario, admite que la instalación ha abierto más tarde de lo habitual pero asegura que la incidencia no ha tenido ninguna repercusión en las operaciones y que ningún vuelo ha sufrido retrasos. El vuelo ha aterrizado a las 09.02h y ha durado aproximadamente dos horas, alrededor de 20 minutos más que en la misma operación el pasado martes

Sigue navegando