Más de Camp

Denunciada una granja por permitir sacrificios ilegales de corderos en Vilaverd

Mossos y Agents Rurals, junto a veterinarios del DARP, localizan una explotación ramadera que permitía la compra de emplares, su ejecución sin medidas sanitarias (para la Fiesta Grande del Cordero, de tradición musulmana) y una falta de gestión de los residuos orgánicos que podían filtrar y terminar en la cuenca del Francolí

Jordi Cabré

Whatsapp
Mossos, veterinarios y Agents Rurals en la explotación ganadera de Vilaverd. FOTO: CME

Mossos, veterinarios y Agents Rurals en la explotación ganadera de Vilaverd. FOTO: CME

Mossos d'Esquadra de la unidad de Medio Ambiente (URMA), veterinarios del Departament d'Agricultura, Ramaderia i Pesca de la Generalitat (DARP) y Agents Rurals lde la Generalitat localizaron en una granja en el término de Vilaverd con una serie de irregularidades.

La más llamativa era la permisividad del propietario de esta granja en permitir degollar ejemplares para la Gran Fiesta del Sacrificio (Eid al Adha), de origen musulmán. Estos sacrificios son ilegales fuera de mataderos homologados. La segunda irregularidad detectada fue el descontrol de los residuos orgánicos de cabras y corderos de esta explotación ganadera, que terminaban filtrándose en el subsuelo de la granja y con el riesgo de contaminar aguas subterráneas de la cuenca del Francolí. 

Por todo ello, los veterinarios del Departament d'Agricultura i Pesca de la Generalitat (DARP) denunciaron al dueño de la explotación ramadera por la permisividad de los sacrificios y se levantaron cuatro actas administrativas, una al mismo dueño por la mala gestión de los residuos de sus rebaños y las otras tres actas a las tres personas de religión musulmana que fueron interceptados tras degollar a los corderos para la fiesta del islam. La carne de los tres ejemplares muertos terminó confiscada y tirada a la basura para evitar cualquier problema de salud si alguien la comía.

El origen de la fiesta 

Según procesa el Islam, Dios le dijo a Abraham en un sueño que sacrificara a su hijo Ismael, pero en el momento en que le puso el cuchillo en la garganta Dios le dio un cordero para que se lo ofreciera en lugar de la vida de su propio hijo, superando así la prueba de lealtad.

Para conmemorar ese hecho, los musulmanes de todo el mundo celebran la Fiesta del Sacrificio, una de sus principales celebraciones. La tradición marca que el sacrifico tiene que realizarse por un musulmán, que el animal tiene que estar orientado a la Meca, debe ser degollado de un golpe limpio, estando consciente, y después dejarlo desangrar para que se purifique.

Sin embargo, esta práctica choca con las leyes de España, que, según las directrices de la Unión Europea, especifica que el sacrifico de animales debe realizarse en mataderos o en lugares con unas condiciones que garanticen que la muerte se produzca "sin dolor, angustia o sufrimiento evitable", por lo que deben ser aturdidos. No obstante, reconoce excepciones a la norma cuando sea incompatible con preceptos religiosos, como en este caso.

Temas

Comentarios

Lea También