Más de Cat/ Es/ Món

‘Baby boomers’: o menos pensión o trabajar más

El ministro Escrivá plantea un «pequeño ajuste» en las prestaciones futuras de los nacidos entre 1950 y 1970 a través del índice de equidad intergeneracional

REDACCIÓN/COLPISA

Whatsapp
El presidente Sánchez firma el acuerdo de pensiones, en presencia de representantes de la patronal y de los sindicatos, ayer en la Moncloa. 
FOTO: EFE

El presidente Sánchez firma el acuerdo de pensiones, en presencia de representantes de la patronal y de los sindicatos, ayer en la Moncloa. 
FOTO: EFE

La fórmula del ajuste que sufrirán las futuras pensiones se coló ayer en el protocolario acto de firma del acuerdo al que el Gobierno llegó el lunes con sindicatos y empresarios. Aunque el texto solo hace referencia a la necesidad de incluir un «factor de equidad», que se negociará a partir de ahora, la idea del ajuste planeó sobre el encuentro. Fue el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, quien poco antes del acto, en una entrevista televisiva, indicó que la generación del ‘baby boom’ –quienes nacieron entre los años 50 y principios de los 70– tendrá que asumir «algo del esfuerzo» que debe hacer para moderar el gasto en pensiones para el Estado.

Escrivá intentó aclarar esas palabras al indicar que «no verán mermada su pensión», pero dijo que «podrán elegir entre un ajuste pequeño en su pensión, o alternativamente podrían trabajar algo más». Se trata de los nacidos en plena expansión económica tras la postguerra; ciudadanos que ahora se adentran en la jubilación o la tienen a 10-15 años vista, con extensas vidas laborales y elevadas cotizaciones, pero que subirán la factura de las pensiones por ser una generación mucho más numerosa que la que les sucede.

El presidente Pedro Sánchez también se refirió a esta coyuntura al recordar que entre los objetivos de este pacto se encuentra el de «asegurar la sostenibilidad financiera del sistema de pensiones ante el gran desafío del ‘baby boom’ de la próxima década». «Hablamos de ver de qué manera se pueden garantizar las pensiones dignas y sostenibles, que entrará en vigor a partir de 2027 para evitar que recaiga en las generaciones más jóvenes», afirmó.

El factor de equidad intergeneracional deberá sustituir al de sostenibilidad, un mecanismo introducido en la reforma de 2013 por el que se vinculaba el ajuste de las nuevas pensiones a la esperanza de vida, implicando un recorte al calcularlas, y que no se llegó a aplicar. El texto del acuerdo delimita al 15 de noviembre la fecha en la que ese mecanismo debe estar consensuado.

El primer acuerdo en torno a las pensiones garantiza la revalorización de las prestaciones el 1 de enero de cada año «con la inflación media anual del mes de noviembre» del ejercicio anterior. Si fuese negativa, las prestaciones quedarían congeladas. Además, se revisan todas las penalizaciones de la jubilación anticipada calculándose por meses y no por trimestres, para aproximar la edad efectiva de jubilación (por encima de los 64,4 años) a la legal (66 en 2021).

Temas

Comentarios

Lea También