Ciclos Formativos de Grado Superior, otra forma de ir a la Universidad

Para conocer todos los itinerarios, el trabajo de los orientadores profesionales es clave

Gloria Aznar

Whatsapp
Alumnos de Grau Superior de la Escola d’Art i Disseny. FOTO: DIPUTACIÓ

Alumnos de Grau Superior de la Escola d’Art i Disseny. FOTO: DIPUTACIÓ

Cursar el Bachillerato no es la única manera de acceder a la Universidad. También se puede llegar a través de la Formación Profesional (FP), de los Ciclos Formativos de Grado Superior (CFGS). Esta titulación da acceso directo, sin necesidad de pasar por la temida prueba de acceso a la Universidad (PAU). La nota media del expediente académico de CFGS es la que sirve para optar a las carreras universitarias. Aunque no deben hacer la fase general de las PAU, los graduados de CFGS sí que pueden presentarse a la fase específica para mejorar su calificación. Además, una vez en la carrera, tras cursar un CFGS se pueden convalidar créditos, en función de cada universidad.

Los jóvenes deben saber que es posible acceder a la carrera que deseen desde la FP, no solo a través del Bachillerato. Sin embargo, son itinerarios todavía desconocidos, mayoritariamente entre las familias. En este sentido, el director del Institut Martí i Franquès de Tarragona, Jordi Satorra, explica que este es en la actualidad uno de los escollos. «En cuarto de la ESO hacemos un consejo orientador. La orientadora entrevista a todos los alumnos de forma individual, les explicamos las opciones, les pasamos un test, se tienen en cuenta las notas y en función de todo ello, los dirigimos a la FP o al Bachillerato». Sin embargo, son las familias las que tienen la última palabra. Y no en pocos casos recomiendan a sus hijos estudiar un Bachillerato para el que no están preparados, ni tan solo motivados. Si esto ocurre, la elección lleva asociada problemas de conducta o absentismo escolar porque como recalca Satorra, «hacer el Bachillerato no quiere decir aprobarlo».  

Una elección cuidadosa

Una vez finalizada la ESO y, eso sí, aprobada, si el alumno se decanta por la FP, puede escoger entre más de 24 familias profesionales, así como entre numerosas opciones relacionadas con ellas. Asimismo, también desde el Bachillerato se puede acceder a un CFGS. Sin embargo, se ha de ser muy cuidadoso a la hora de escoger las asignaturas que llevan a unas y otras opciones, y tener en cuenta las relacionadas familiarmente. Para no equivocarse en la elección, es imprescindible prestar atención a las recomendaciones de los orientadores profesionales. Es la única manera de evitar desagradables sorpresas de última hora. Es decir, que el alumno no pueda acceder al estudio deseado por una elección previa incorrecta de las materias.

Desprestigio o no, muchas familias no ven con buenos ojos todavía a día de hoy la FP para sus hijos y los conducen al Bachillerato, una prueba que, de salir mal, puede llevar al abandono escolar. La percepción, no obstante, va cambiando sobre todo porque las empresas esperan a estos futuros profesionales.

Temas

Comentarios

Lea También