Detenido por obligar a un empleado a trabajar 7 días a la semana por 150 euros

Un empresario alicantino tenía a sus trabajadores en condiciones de semiesclavitud

EFE

Whatsapp
Un vehículo de la Policía Nacional. POLICÍA NACIONAL

Un vehículo de la Policía Nacional. POLICÍA NACIONAL

Un empresario de 43 años de una mercantil de Alcoy ha sido detenido por explotar laboralmente a sus trabajadores, a uno de los cuales hacía trabajar presuntamente con jornadas de siete días a la semana en horario de mañana y tarde a cambio de un salario de 150 euros. Según la Policía Nacional, el empresario arrestado es de nacionalidad marroquí, se dedicaba al reciclado de ropa y tenía a la víctima en condiciones de semiesclavitud y con la promesa de un contrato laboral.

El trabajador que ha denunciado esta situación, que carece de documentación legal en España, ha manifestado a los agentes que pernoctaba en un colchón en el suelo de la nave de un polígono industrial alcoyano junto a los sacos de ropa y comía lo que le traía otra empleada, que se hallaba en una situación laboral similar.

Tenía orden de no abrir a nadie bajo ninguna circunstancia y avisar al empresario si detectaban cualquier movimiento extraño de vehículos que pudiera suponer la presencia de la policía o de la inspección de trabajo.   Una vez que huyó y abandonó la nave, la víctima fue amenazada por el empresario, que estaba en posesión de su pasaporte, y quien le dijo que mandaría esta documentación a Marruecos y que sufriría las consecuencias.

El día que se inspeccionó la nave se localizó en el interior a dos trabajadores escondidos, un hombre de 28 años y una mujer de 42, ambos marroquíes y también en situación irregular.

Éstos realizaban una labor de selección y corte del textil reciclado sin ninguna medida de seguridad, carecían de ventilación ni medios de protección y cobraban sueldos mínimos sin contrato ni seguro alguno.

Temas

Comentarios

Lea También