Más de Cat/ Es/ Món

El ocio nocturno celebra su reapertura después de un año y medio cerrado

El gremio de las discotecas admite que el uso de la mascarilla en la pista de baile será de «difícil cumplimiento»

AGENCIAS

Whatsapp
Interior de la discoteca Shôko de Barcelona, durante la primera noche de reapertura, el pasado jueves. FOTO: ACN

Interior de la discoteca Shôko de Barcelona, durante la primera noche de reapertura, el pasado jueves. FOTO: ACN

El ocio nocturno volvió a abrir sus puertas ayer viernes hasta las cinco de la madrugada y con un aforo del 70% tras más de un año y medio cerrado. «Es una noticia muy positiva que llevábamos esperando desde hace mucho tiempo», celebraba el secretario general del Gremi de Discoteques, Ramon Mas.

La asociación reconoce que la obligatoriedad de la mascarilla en la sala de baile será de «muy difícil cumplimiento», pero asegura que la verificación del certificado Covid será «muy estricta». Mas prevé la reapertura de entre un 80% y un 90% de discotecas desde el pasado jueves y sold out en todas las salas en los próximos días.

Los locales del ocio nocturno reabrieron a partir de la medianoche del viernes con la exigencia a los clientes de presentar el pasaporte Covid como principal novedad. De este modo, todas las personas que quisieron acceder al interior de los establecimientos tuvieron que presentar un certificado que asegurara que llevaban la pauta entera de vacunación, habían superado la Covid-19 en los últimos seis meses o tenían una PCR negativa de las últimas 72 horas o un test de antígenos negativo de las últimas 48.

El decreto aprobado por la Generalitat y ratificado el pasado jueves por el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) establece un aforo máximo del 70%, horarios como antes de la pandemia y la obligatoriedad de llevar la mascarilla en todo momento. Esta sólo se podrá bajar para beber, y sólo se podrá beber en la barra.

Ahora, el secretario general del Gremi de Discoteques prevé la reapertura de entre un 80% y un 90% de los establecimientos. Esta cifra es muy superior al 50% alcanzado en los retornos parciales a la actividad del verano de 2020 y 2021, cuando el sector pudo reabrir hasta las tres de la mañana con un aforo del 50%. «El ritmo de venta de entradas está yendo muy bien y yo creo que se hará sold out en todas las salas», aseguró Mas. El secretario general del gremio reconoció que la reapertura será «un poco caótica» en la primera semana, pero confía en que el sector se adaptará «rápidamente» y estará «preparado» tanto para el próximo fin de semana como para ‘Halloween’, «la gran fiesta de este año tan malo».

Prueba de fuego

La primera noche de reapertura de los locales de ocio nocturno es una «prueba de fuego». «Sabemos que habrá algún problema con la lectura y la verificación de los códigos QR, pero hoy la noticia positiva es que hay gente haciendo cola para acceder a los locales legales», aseguró el secretario general de la Federació Catalana d’Associacions d’Activitats de Restauració i Musicals (Fecasarm), Joaquim Boadas.

Una de estas personas era Leire Gómez, que salía de fiesta por primera vez con más de 18 años y con los locales abiertos hasta las cinco de la madrugada. «Estamos muy emocionadas, tenemos un reservado para todas y vamos a bailar y a pasárnoslo bien», aseguró. Tanto ella como sus amigas estaban vacunadas y llevaban el certificado Covid para poder acceder a Pacha.

El decreto de reapertura del ocio nocturno establece la obligatoriedad de disponer de certificado Covid para acceder a los locales, así como llevar la mascarilla en todo momento. En la pista de baile no será necesario mantener distancias de seguridad, pero no se podrán consumir bebidas y habrá que llevar la mascarilla bien puesta.

El secretari general del Gremi de Discoteques reconoció que la obligatoriedad de la mascarilla será «muy difícil de cumplir» y aseguró que las discotecas «no presionarán» ni crearán «problemas de seguridad» en este aspecto. Mas también explicó que los establecimientos de ocio nocturno están obligados a informar a los clientes a través de carteles y recordar la importancia de esta medida. En este sentido se pronunció también el secretario general de Fecasarm, que apela a la responsabilidad individual de los clientes. Y dijo que los locales de ocio nocturno harán uso del derecho de admisión y podrán expulsar del establecimiento a aquellas personas a las que se pida reiteradamente que se pongan la mascarilla y no lo hagan.

Temas

Comentarios

Lea También