Más de Cat/ Es/ Món

La rebaja del IVA de la luz al 10%, limitada hasta que los precios ‘se calmen’

El Gobierno revisará a final de año esta medida, que se une a la suspensión del impuesto de generación, con un coste de 1.200 millones de euros

JOSÉ M. CAMARERO/EFE

Whatsapp
Cualquier reducción impositiva a más largo plazo precisaría de la autorización de Bruselas, según el Gobierno español.FOTO: PERE FERRÉ/DT

Cualquier reducción impositiva a más largo plazo precisaría de la autorización de Bruselas, según el Gobierno español.FOTO: PERE FERRÉ/DT

Un Consejo de Ministros extraordinario aprobó ayer la rebaja del IVA de la luz del 21% al 10%, como ya había anticipado la Moncloa, ante una evolución de los precios de la energía sobre los que el Gobierno admite que no puede actuar. «Hay determinadas circunstancias que exceden de la acción del Gobierno, como la evolución del precio de las materias primas en los mercados internacionales», indicó la vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera.

La medida llega después de un mes en el que el coste de generación eléctrico –el que se negocia día a día– se encuentre en récord. El repunte se debe fundamentalmente a un incremento del gas –y por ende, de los derechos de emitir CO2– que, según Ribera, va a seguir en máximos los próximos meses.

Ante esta situación, el Gobierno sostiene que una rebaja de impuestos se convierte en la única arma disponible para contener el recibo, al menos a corto plazo. El nuevo IVA eléctrico regirá de facto todo el año, o técnicamente hasta que el precio de generación se mantenga por encima de los 45 euros/mwh. La media de este mes se encuentra cerca de los 90 euros/mwh. Y no hay visos, por ahora, de que los precios vayan a registrar caídas.

La previsión de Hacienda es que la medida solo sea temporal. Hasta finales de año, el Gobierno analizará si el resto de medidas que está poniendo en marcha Transición Ecológica (como el fondo de sostenibilidad o la minoración del dividendo del CO2) tiene efectos reales. «Hasta entonces parece prudente evaluar» la rebaja del IVA. Una medida que, para ser perenne, habrá que esperar al dictamen de los expertos que analizan la reforma fiscal, de la que formará parte, recordó Montero.

«Ahora atendemos de forma paliativa esta situación», indicó al apuntar que solo por el IVA de la luz se recaudan cada año hasta 1.800 millones, que sirven «para el Estado del bienestar»; y que cualquier reducción a más largo plazo precisaría de la autorización de la UE, si fuera de forma estructural. Con la rebaja aprobada ayer, el drenaje será de 857 millones, aunque no tendrá impacto en el déficit público al ser una actuación limitada en el tiempo. Junto a la suspensión del impuesto de generación aprobada también ayer, el impacto total superará los 1.200 millones.

Hogares y pymes

A partir de ahora, el IVA de la factura eléctrica será del 10% para todos los consumidores que tengan contratada una potencia máxima de 10 kilovatios (kw). En ese colectivo se encuentran todos los hogares, ya que la potencia media contratada es de 4,1 kw, y un 72% de las pymes, según Hacienda. Montero calcula que para el resto de empresas tendrá un «efecto neutro», porque aunque pagan el IVA «después se lo deducen».

Como se había anunciado, la rebaja estará en vigor hasta el 31 de diciembre, independientemente de la evolución de los precios, para los consumidores que tengan la condición de los 600.000 contratos «vulnerables severos».

Durante el próximo trimestre estará también en vigor la suspensión de otro impuesto, el que pagan las energéticas al producir luz. Esta figura ya fue anulada tras el verano de 2018 por el repunte de precios.

Supone que las compañías dejarán de pagar el 7% de ese tributo, con lo que el Gobierno confía en que esta medida después tenga su reflejo en el pool y, por tanto, en el recibo. Esta iniciativa sí se dejará sentir en todos los clientes, ya sean hogares, pymes o grandes firmas.

La reducción del tipo de gravamen del IVA de la luz del 21% al 10%, así como la suspensión del impuesto del 7% a la producción –que abonan directamente las compañías– supondrá un ahorro medio del 10% en el conjunto del recibo eléctrico de un hogar. Esa es la estimación de Hacienda. Para una factura tipo de 60 euros al mes, el ahorro ascenderá a unos 6 euros. Mientras tanto, los precios no dan tregua: hoy viernes se situarán en los 86 euros por megavatio/hora, casi en máximos del mes.

Temas

Comentarios

Lea También