Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Arranca la primera selectividad post covid

Más de 40.000 estudiantes catalanes comienzan hoy tres días de pruebas con el examen de Lengua castellana y literatura

| Actualizado a 14 junio 2022 11:07
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Más de 40.000 estudiantes han comenzado a las 9.00 horas la selectividad 2022, la primera de la vuelta real a la normalidad sin mascarillas y con la recuperación de los tres días de pruebas. Los primeros minutos han estado marcados por el reparto de un formulario anónimo donde los estudiantes debían marcar con una cruz si querían recibir los enunciados en catalán o castellano y que, una vez cumplimentado, debían dejar sobre la mesa visible a los profesores que repartían. En las puertas de los aularios del Campus Nord de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC) muchos nervios pero también el convencimiento de que venían preparados. La primera prueba de este martes ha sido Lengua castellana y literatura.

A las ocho de la mañana el Campus Norte de la UPC de Barcelona estaba lleno de estudiantes que llegaban buscando el aula donde debían realizar la selectividad. Acompañados de sus profesores han pasado los nervios previos a la entrada en el aula. Es el caso de Aina Díaz y Montse Riera, del Colegio San José de San Sadurní de Anoia, que aseguraban estar muy nerviosas pero convencidas de que se habían preparado bien las pruebas para acceder a Medicina y Sistemas aeroespaciales, respectivamente . Ambas afirmaron que han estudiado durante el bachillerato y que en las últimas semanas sólo han tenido que «repasar». «No tienes que estudiar nada nuevo», ha explicado a ACN Aina.

Ellas forman parte de los 40.557 estudiantes que este martes comienzan las Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU). Este año una de las novedades es que los alumnos debían rellenar un formulario anónimo para concretar en qué lengua querían los enunciados de los exámenes. Éste es el resultado de la petición hecha por la Asamblea por una Escuela Bilingüe (AEB) el año pasado, cuando el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) estimó su demanda y eliminó el párrafo de las instrucciones sobre los enunciados. Entonces se optó por preguntar a los estudiantes y que levantaran el brazo para escoger. La sentencia final del TSJC sin embargo avisó de que esta elección debía ser anónima. Por eso, este año se ha optado por este formulario donde el alumno no debe escribir el nombre,

En la UPC los profesores han entregado el formulario una vez todos los alumnos estaban sentados y les han pedido que marcaran con una cruz las opciones que consideraran y lo dejaran sobre la mesa.

Esta polémica genera diversidad de opiniones entre los estudiantes. Aina Diaz lo ve bien porque argumenta que así cada uno puede escoger si prefiere leer los enunciados en catalán o castellano. En cambio, Carlos López, del Instituto Montpedrós de Santa Coloma de Cervelló, optará por los enunciados en castellano pero manifiesta que no es lo que más le preocupa. Maria VIilardí, del Padre Manyanet de Les Corts, optará por el catalán porque ha cursado el bachillerato en catalán pero se muestra crítica con todo ello y cree que quienes reclaman poder escoger «tienen razón».

Bachillerato pandémico

Del total de estudiantes que harán las pruebas, 32.172 son de matrícula ordinaria y, por tanto, han cursado bachillerato. Esta promoción es la primera que ha realizado los estudios completamente en pandemia, ya que empezaron primero de bachillerato en el curso 2019-2020. Precisamente por ello, Aina Díaz cree que no han notado la diferencia ya que se han acostumbrado «desde un principio» a hacer el bachillerato en un contexto distinto. «Supongo que lo tenemos en contra pero no lo notaremos nosotros», ha manifestado.

Menos nervioso se mostró Carlos López, quien explicó que se lo ha tomado «con calma». «No soy de preocuparme mucho, lo he llevado bastante bien, organizándome», ha comentado. Él sí cree que la pandemia «ha afectado al rendimiento de los estudiantes», aunque añade que a él le ha ido bien el curso.

También aseguró estar muy nerviosa Maria Vilardí, aunque confió en que le irá bien. Esta estudiante quiere hacer Administración y dirección de empresas y, aunque apunta que quizás no necesita una de las notas más altas, sí quiere obtener una buena puntuación por satisfacción personal. Ella no cree que estudiar en pandemia haya sido difícil: «Se habla peor de lo que es».

El futuro de la selectividad

Otro de los debates que se cierne sobre el bachillerato y la selectividad es el futuro de esta última, para adaptarse a un modelo más competencial y siguiendo los nuevos currículos que se deben empezar a aplicar el próximo curso. Mercè Pallarès, profesora del Colegio San José de San Sadurní de Anoia, ha lamentado que les falta información y que no hay indicaciones muy claras. A su juicio, la selectividad está «muy bien montada» y pidió que, al menos, se pueda mantener el formato actual.

Sobre la selectividad de este año, esta docente explicó que los alumnos llegaron el primer día «muy animados y motivados», aunque reconoció que han pasado «temporadas complicadas». Con todo, cree que han podido realizar un curso bastante normal y preparar bien a los alumnos.

Tras el examen de castellano, los alumnos harán el de Lengua extranjera y por la tarde será el turno de Análisis musical, Cultura audiovisual, Electrotecnia, Física o Geografía. El segundo día empezará con el examen de Lengua catalana y literatura. Las notas se conocerán el 29 de junio.

Comentarios
Multimedia Diari