El juez de las mascarillas no puede embargar a Luis Medina porque tiene menos de 250€ en su cuenta

El magistrado plantea a las partes otras medidas cautelares económicas porque afronte posibles responsabilidades

| Actualizado a 13 abril 2022 09:52
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

El titular del Juzgado de Instrucción 47 de Madrid, Adolfo Carretero, no ha podido embargar a uno de los dos comisionistas investigados por el caso de las mascarillas vendidas al ayuntamiento de Madrid en plena pandemia. Según ha avanzado eldiario.es y han confirmado a ACN fuentes judiciales, Medina, duque de Feria, tiene a la cuenta menos de 250 euros. El magistrado ha planteado a las partes que planteen otras medidas cautelares de carácter económico para asegurar que afronta las posibles responsabilidades civiles que deriven del caso.

Luis Medina está siendo investigado junto con Alberto Luceño por haber cobrado comisiones millonarias por la venta en el Ayuntamiento de Madrid de material sanitario que en algunos casos resultó inservible o de mala calidad.

Los dos están citados a declarar el 25 de abril a las 12.30h, y el magistrado ya planteó la semana pasada el embargo de los artículos de lujo que compraron con las comisiones de cerca de 6 millones que cobraron. Entre otros hay un Ferrari, un Lamborghini, un yate, y una casa, además de relojes de lujo.

El magistrado admitió el pasado jueves la querella de la fiscalía por supuestos delitos de estafa y blanqueo de capitales. El caso se destapó cuando los bancos donde habían ingresado las comisiones avisaron el servicio de prevención de blanqueo de capitales, el SEPBLAC, y este en la Fiscalía al ver posibles indicios de delito.

El juez da por bueno el relato de la Fiscalía, que sostiene Luis Medina Abascal, duque de Feria, se aprovechó del hecho de ser un personaje público y de conocer al primo del alcalde para cerrar los contratos con el Ayuntamiento. Son tres contratos para llevar mascarillas, test de anticuerpos y guantes a través de una empresa de Malasia por los que obtuvieron comisiones de hasta el 81%.

Según el relato de la Fiscalía, se gastaron el dinero de las comisiones al comprar un Ferrari 812 Superfast, de 335.000 euros, un Lamborghini Huracán de 299.000 euros, un Aston Martin DBS Superleggera de 293.000 euros, un yate, una vivienda de un millón de euros en Pozuelo de Alarcón, relojes de alta gama e incluso una semana de hotel en Marbella por 60.000 euros.

El alcalde de Madrid ha intentado esquivar el caso asegurando que no tuvo nunca conocimiento de la gestión de su primo para poner en contacto los dos empresarios con su mano derecha, pero no ha explicado porque el ayuntamiento no actuó cuando supo que parte del material que habían servido, como los maceta de antígenos, era inservible. Con todo, el juez ha ofrecido en el Ayuntamiento que se persone como acusación particular.

Comentarios
Multimedia Diari