Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Catalunya Educación

El Govern estudia ir hacia un modelo de selectividad más competencial

Defiende los cambios para que la innovación en los métodos de aprendizaje también puedan llegar a la universidad

Europa Press- M.J.

Whatsapp
Alumnos en un aula, a punto de iniciar las pruebas, en una de las anteriores convocatorias. Foto: DT

Alumnos en un aula, a punto de iniciar las pruebas, en una de las anteriores convocatorias. Foto: DT

La evaluación por competencias es la gran revolución de la educación. Numerosas escuelas, lideradas por docentes comprometidos, llevan años trabajando hacia esta dirección. Están convencidos de que es el camino a seguir. Un modelo centrado en el alumno, en la persona, y no tanto en la memorización de los contenidos. En el trabajo en equipo. En la personalización ¿Pero cómo encaja aquí la selectividad? Precisamente sobre este tema, el secretario de Universitats de la Generalitat, Arcadi Navarro, asegura que el Ejecutivo catalán está estudiando ir hacia unas Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU) cada vez más competenciales en futuras convocatorias.

Navarro afirma que los exámenes del ámbito de la Biología «ya se hacen de esta forma», lo que hace que se estudie de forma diferente, las clases de impartan de una forma distinta y los alumnos salgan mejor preparados. Por ello, señaló que está en estudio en «algunos ámbitos del conocimiento ir paulatinamente introduciendo esta enseñanza más competencial», y señala que preparar un examen por competencias es más costoso y más laborioso de corregir.

Si los cambios que señala la Generalitat se produjeran, sería posteriormente a las pruebas de 2018

También puntualiza que el cambio sería más a largo plazo, y que duda de que haya más asignaturas por competencias de cara a 2018, ya que, de cambiarse el modelo de examen, se tendría que tener preparado para este septiembre: «Dudo mucho que lleguemos a tiempo de hacer la selectividad de 2018 muy diferente a la que hacemos ahora».

Por ello, remarca que son necesarios cambios para que la innovación en los métodos de aprendizaje «también lleguen a la universidad», en el marco de un proceso que ha remarcado no será instantáneo.

Este año, la selectividad no presenta cambios sustanciales, aunque en la fase general reduce el número de materias para la asignatura de opción

También reitera que la selectividad de este año no presenta «cambios sustanciales», pese a que la fase general reduce el número de materias para la asignatura de opción, y que no se trata de una ‘reválida’ ni tiene influencia en la obtención del título como quería el exministro de Educación Jose Ignacio Wert. 

Navarro tampoco entra a valorar el nombre que figure en el examen, ya sea PAU o Evaluación para el acceso a la universidad (EvAU): «Es una cuestión menor. Lo importante es que el examen es lo que es y vale para el acceso a la universidad. Lo importante es la cosa y no el nombre de la cosa».

Comentarios

Lea También