Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Parlament aprueba la reforma para investir un presidente a distancia con los votos de JxCat, ERC y la CUP

La cámara aprueba la reforma de la ley de Presidencia que permitiría elegir Puigdemont y que avala que el Gobierno tenga plenos poderes desde el "exilio"

Diari de Tarragona

Whatsapp
Imagen del momento de la votación de la reforma.

Imagen del momento de la votación de la reforma.

La vía de la investidura a distancia sigue adelante. El Parlament ha aprobado este viernes al mediodía la reforma de la ley de Presidencia, gracias a los votos a favor de JxCat -el grupo impulsor-, ERC y la CUP.

El texto aprobado tiene el objetivo de validar una eventual investidura a distancia y habilitar los órganos gubernamentales para que puedan operar el total de sus funciones, si es necesario, desde el extranjero.

En un debate tenso, el portavoz adjunto de JxCat Albert Batet ha avisado que el independentismo no se rendirá, así como tampoco lo hará el líder de la formación, Carles Puigdemont. La líder de Cs, Inés Arrimadas, ha rechazado la ley "hecha a medida" al presidente destituido.

El parlamentario del Grupo Republicano Toni Castellà ha asegurado que "la República será una realidad", guste o no a las formaciones constitucionalistas.

Las vías abiertas

La proposición de ley -que se ha aprobado la tramitación por lectura única, gracias a los votos de JxCat, ERC y la CUP- contempla que en caso "de ausencia, enfermedad o impedimento" del candidato a la investidura el pleno puede autorizar que se celebre "sin la presencia o sin la intervención" del presidenciable.

Asimismo, apunta que el candidato puede presentar el programa y solicitar la confianza de la cámara "por escrito o por cualquier otro medio previsto en el Reglamento".

A partir de esta reforma de la ley de Presidencia el Gobierno y el resto de órganos colegiados podrán constituirse, convocar, celebrar sus sesiones, adoptar acuerdos y remitir actos tanto de manera "presencial como a distancia".

También se ha aprobado la enmienda subsiguiente al dictamen del Consejo de Garantías Estatutarias (CGE) de JxCat que sentencia que las deliberaciones y decisiones del Gobierno se tomarán "computándose a efectos de quórum tanto la asistencia presencial como a distancia".

Además, el documento aprobado permite que cuando los miembros del ejecutivo despachen los asuntos y funciones por "medios telemáticos" se entenderá que no concurre el "supuesto de ausencia".

Finalmente, el pleno ha aprobado la enmienda subsiguiente de JxCat, de adición de una disposición adicional, donde destaca que el Parlament tiene que hacer las "modificaciones del reglamento que sean necesarias, a iniciar en el plazo de un mes, por cumplir los requerimientos establecidos por esta ley ".

Es decir, que JxCat se compromete a reformar el reglamento del Parlament en un mes para introducir la investidura a distancia. Fuentes consultadas del grupo parlamentario han explicado que, en la vía a distancia, la opción de investidura delegada gana peso en comparación a la estrategia telemática.

Comentarios

Lea También