Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El ocio nocturno pide una mayor presencia policial

El suceso en el Port Olímpic aviva la batalla política por la seguridad en Barcelona mientras los empresarios reclaman más vigilancia

Agencias

Whatsapp
Imagen de archivo de Mossos d'Esquadra y de Guardia Civil. Foto: DT

Imagen de archivo de Mossos d'Esquadra y de Guardia Civil. Foto: DT

La Federación Catalana de Locales de Ocio Nocturno (Fecalon) reclamó ayer al Ayuntamiento de Barcelona y a la Generalitat una mayor presencia de operativos policiales para resolver los problemas de criminalidad en la capital catalana.

Las peticiones de la patronal llegaron tras el fallecimiento de la joven en el Port Olímpic. En un comunicado, Fecalon se ha solidarizado con la víctima y también lamentó el apuñalamiento de un vigilante de seguridad que socorrió a la víctima durante el robo. Asimismo, pidió a las autoridades no depositar en los equipos privados de seguridad y control de accesos de locales de ocio «la responsabilidad de la resolución de los problemas que en materia de criminalidad sufre Barcelona».

Lo sucedido en Barcelona volvió a provocar numerosas recciones políticas. El ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, puso en valor la colaboración entre cuerpos policiales tras lamentar y mostrar sus condolencias por la muerte «absolutamente violenta y desagradable» de la mujer.

En declaraciones desde Marruecos, Marlaska aseguró que el suceso se enmarca en la «preocupación» del Gobierno por la seguridad «sin perjuicio de las competencias» entre Mossos d’Esquadra, Guardia Urbana, Policía Nacional y Guardia Civil.

«Lo importante es que la cuestión de seguridad está siempre en primer nivel de actuación, coordinación y cooperación», comentó el ministro. Marlaska añadió que hay que «dejar claro» que España es «uno de los países más seguros no sólo de Europa sino del mundo» y que este tipo de «problemática» hay que abordarla sabiendo que las fuerzas de seguridad «trabajan de forma seria y concluyente». En este sentido, comentó que la resolución de delitos en el último año se ha incrementado «en un cinco o seis por ciento».

Por su parte, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, se mostró «muy afectada» por la muerte de y dijo que «confía en la actuación de los Mossos», a los que ha ofrecido la colaboración del ayuntamiento. En un mensaje en su perfil de Twitter, Colau mandó su pésame «a sus personas queridas» y escribió: «Confiamos en la actuación de los Mossos y ofrecemos nuestra colaboración en la investigación que lleve a los responsables de este crimen a manos de la justicia».

El teniente de alcalde de seguridad de Barcelona, Albert Batlle, confirmó que el nuevo dispositivo de seguridad estaba operativo, pero aclaró que, pese a «la reacción inmediata», no puede haber policía en la puerta de cada local. En este sentido, el dispositivo se mantendrá de forma indefinida y dijo que hechos como este «demuestran la oportunidad de crear este tipo de dispositivos». Batlle aseguró que la agresión «demuestra la necesidad de un control de la actividad de determinadas zonas del ocio nocturno» en Barcelona.

Arrimadas, contra Colau

Pero no ha faltado quien se ha añadido a la generación de la polémica habitual en torno a la gestión de la seguridad que se está haciendo en la Ciudad Condal.

La portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Inés, Arrimadas ha responsabilizado a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, del aumento de los delitos en Barcelona: «Es aquí en Barcelona donde estamos viendo mayores índices de criminalidad. Colau no se puede buscar excusas, se deben a la mala planificación. Se ha dedicado a atacar y a cuestionar a la policía, y a defender a los que incumplen las leyes».

La dirigente acusó a Colau de irresponsabilidad por no poner más efectivos policiales en las calles y también ha recriminado al Govern haber creado «chiringuitos políticos» en lugar de poner más mossos en la calle.

Muere una vecina de El Vendrell apuñalada en una discoteca de Barcelona

La mujer de 26 años que ha muerto apuñalada en una discoteca del Moll de Gregal en el Port Olímpic de Barcelona en la madrugada de este miércoles, era vecina de El Vendrell. La joven residía en la localidad y había acudido a Barcelona, donde estaba de fiesta en una discoteca.

Temas

Comentarios

Lea También