Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El soberanismo da por iniciada la vía unilateral ‘sin cerrarse al diálogo’

JxSí y la CUP piden al Govern un referéndum con ‘participación masiva’ y le instan a acordar fecha y pregunta, además de velar por la transversalidad e intentar sumar a los comunes 

EFE

Whatsapp
Los partidos del Pacte Nacional pel Referèndum, excepto los comunes, se reunieron ayer convocados por el president Puigdemont. Foto: ACN

Los partidos del Pacte Nacional pel Referèndum, excepto los comunes, se reunieron ayer convocados por el president Puigdemont. Foto: ACN

El Govern de Carles Puigdemont ha oficializado su decisión de emprender la vía unilateral para cumplir su compromiso «irrenunciable» con el referéndum pese a no contar aún con el apoyo de Catalunya en Comú, y ha denunciado el «menosprecio» del Gobierno.

La ausencia de los comunes marcó la cumbre soberanista celebrada celebrada ayer y que no sirvió para fijar la fecha y la pregunta del referéndum, sino para responder a la negativa del presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, a abrir negociaciones para que el referéndum sea pactado.

Además de Puigdemont estuvieron el vicepresident, Oriol Junqueras; la consellera de la Presidència, Neus Munté; y el conseller de Exteriors, Raül Romeva; así como Jordi Turull y Lluís Llach (JxSí), Marta Pascal (PDeCAT), Marta Rovira (ERC), Anna Gabriel y Natàlia Sánchez (CUP), Albano Dante Fachin (Podem), Antoni Castellà (Demòcrates) y Alfons Palacios (MES).

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, junto al vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, Neus Munté, Marta Pascal, Lluís Llach  y Jordi Rull, de Junts pel Sí, entre otros, a su llegada al Palau de la Generalitat antes de la la reunión con representantes de los partidos que forman parte del Pacto Nacional para el Referéndum. Foto: EFE

Tras la reunión, la consellera Munté cargó contra el Gobierno por «menospreciar» el referéndum y «dar por muerta» una vía del diálogo que el Ejecutivo catalán dice que aún mantiene abierta. Para fijar fecha y pregunta, el Govern de Puigdemont se da entre una y dos semanas. Munté cargó duramente contra los comunes por lo que consideró una «chocante» ausencia, y aseguró no entender las «excusas» de Catalunya en Comú y de Catalunya Sí Que Es Pot.
Diálogo transversal

El líder de Podem, Albano Dante Fachin, trasladó a Puigdemont la necesidad de que el referéndum cuente con «garantías» y una movilización «masiva», y valoró que el Govern mantenga abierto el «diálogo transversal» dentro del PacteNacional pel Referèndum.

La diputada de la CUP Anna Gabriel pidió al Govern «menos retórica y más concreción» respecto al referéndum, mientras que el PDeCAT y ERC pidieron que se fije ya «la fecha y la pregunta», además de criticar la ausencia de los comunes.
Amiguitos y putaditas

El portavoz parlamentario de Ciutadans, Carlos Carrizosa, consideró por su parte que la cumbre por el referéndum celebrada ayer es «otro engaño más» del Govern para «mantener vivo el proceso soberanista artificialmente», y acusó a Podemos, por haber asistido pese a no defender la vía unilateral, de actuar como «muleta» del independentismo.

El presidente del PPC, Xavier García Albiol, manifestó por su parte que la cumbre fue una mera «reunión de amiguitos», un encuentro con «los pirómanos de la política catalana», y auguró que las «putaditas» que, a su parecer, se harán unas a otras las fuerzas soberanistas, irán a más, porque, según dijo «cada una tiene su táctica y su estrategia», de modo que «entre tramposos anda el juego». «A medida que vayan pasando los días se dedicarán a hacerse trampas entre ellos, a hacerse la zancadilla». «Tendremos tardes de gloria», auguró..

Antes de la cumbre, el secretario de organización del PSC, Salvador Illa, la tachó de «pérdida de tiempo», porque «todo el mundo sabe que un referéndum unilateral e ilegal no se puede hacer».

Antes de la reunión, el presidente del grupo parlamentario de JxSí, Jordi Turull, y el líder de Catalunya Sí Que Es Pot, Lluís Rabell, protagonizaron un rifirrafe en Twitter. Turullcolgó una fotografía del líder de Catalunya en Comú, Xavier Domènech, recibido por el Rey, y escribió: «Cuando te convoca el máximo representante de una institución, por cortesía vas, aprovechas y dices la tuya. Nada te obliga a ningún acuerdo». «Jordi, vigila arrebatos demagógicos. Una cosa es un trámite protocolario y otra una reunión política que, por sí misma, cuestiona el Pacte Nacional pel Referéndum», replicó Rabell.

Temas

Comentarios

Lea También