Los comunes caen al tercer puesto, pero Asens celebra ser "más decisivos"

EnComúPodem pasa de primera a tercera fuerza en Catalunya al perder 244.800 votos

Agencias

Whatsapp
Asens, acompañado de la alcaldesa de Barcelona Ada Colau, valoran la noche electoral. FOTO: A.García/EFE

Asens, acompañado de la alcaldesa de Barcelona Ada Colau, valoran la noche electoral. FOTO: A.García/EFE

La coalición de izquierdas EnComúPodem (ECP), integrada por los comuns, Podem, Equo, ICV y EUiA, ha pasado de ser primera a tercera fuerza en Catalunya en las elecciones generales de ayer, en las que perdió 244.827 votos y cinco diputados respecto a las últimas de 2016. 

ECP obtuvo siete diputados con más de 608.000 votos (14,89%), frente a los 853.102 apoyos (24,53%) que recibió en las anteriores generales, cuando se impuso como primera fuerza en Catalunya con 12 diputados. 

Tres de los cinco diputados perdidos han sido en la demarcación de Barcelona, donde apoyaron a la formación morada 493.570 personas (16,36%) frente a las 694.315 de 2016, pasando de nueve a seis diputados en la provincia, en la que el PSC ha subido cuatro escaños y ERC, tres. 

En Girona provincia, la formación morada ha quedado sin representación al perder un diputado y 16.826 votos: en estas elecciones se ha situado como cuarta fuerza con 36.451 votos (9,70%), frente a los 53.277 (17,31%) de 2016, cuando quedó en tercer puesto. 

De primera a quinta en Tarragona

En la demarcación de Tarragona, el partido ha pasado de ser primera fuerza a quinta, con 49.658 votos (12,18%) frente a los 75.328 (21,86%) de los anteriores comicios, aunque ha mantenido un diputado. 

 ECP ha perdido un diputado en la provincia de Lleida, donde ha recibido 17.784 votos (8,28%), pasando a ser quinta fuerza, mientras que en 2016 obtuvo 30.182 votos (16,66%) y un diputado, quedando como tercer partido. 

Bajo el lema ‘Guanyem per avançar’, la coalición ha contado con el candidato por Barcelona al Congreso, Jaume Asens, como primero en la lista, y cerró el viernes la campaña erigiendo a los comuns como el voto de la esperanza y de garantía de diálogo entre Catalunya y el resto de España, y criticando el «silencio de PSOE y ERC» sobre qué acuerdos harán tras las elecciones. 

Como «solución al actual bloqueo que sufre Catalunya», Asens ha propuesto en esta campaña la creación de una mesa de diálogo entre los partidos catalanes para consensuar una ley de claridad para un referéndum acordado sobre el futuro de Catalunya, blindar la inmersión lingüística y una hacienda propia fuera del régimen común. 

 En un balance tras conocer los resultados, Asens celebró que, pese al resultado, son «más decisivos» para los pactos postelectorales.

«Hemos sacado menos escaños, pero somos más decisivos», dijo Asens desde la calle Marina de Barcelona, donde tienen la sede los comunes.

Asens apeló también a la «responsabilidad» de los partidos que llevaron a cabo la moción de censura contra el PP de Mariano Rajoy y les pidió que «tengan la altura de miras que corresponde al momento de excepcionalidad que vivimos». Asens celebró que se haya frenado «el tripartito de Colón», aunque advirtió que no se puede «naturalizar» que una fuerza de extrema derecha sea el Congreso, en referencia a Vox.

Temas

Comentarios

Lea También