Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Marta Rovira pidió suspender la votación del 1-O por la violencia

La secretaria general de ERC, en libertad con una fianza de 60.000 euros. A Marta Pascal (PDeCAT) no se le piden medidas cautelares

Diari de Tarragona

Whatsapp
La secretaria general de ERC, Marta Rovira, ayer al mediodía a su salida del Tribunal Supremo. FOTO: efe

La secretaria general de ERC, Marta Rovira, ayer al mediodía a su salida del Tribunal Supremo. FOTO: efe

Marta Pascal (PDeCAT) y Marta Rovira (ERC) quedaron ayer en libertad, aunque con fianza de 60.000 euros en el caso de la segunda, tras asegurar ante el Tribunal Supremo que la Declaración Unilateral de Independencia (DUI) aprobada en el Parlament de Catalunya el pasado 27 de octubre tuvo solo un carácter «político» pero ningún «efecto jurídico».

Las dos, además, restaron importancia al documento EnfoCats, incautado al exnúmero ‘2’ del Vicepresident Oriol Junqueras (ERC), Josep María Jové, hombre clave en los hechos investigados, y negaron reuniones del comité estratégico recogido en este documento, según informaron fuentes presentes en sus declaraciones.

Las dos políticas tampoco recordaron diversos encuentros con ellas que señala la agenda Moleskine del citado Jové, más numerosos en el caso de Rovira que en el de Pascal.

La dirigente de ERC calificó el documento EnfoCats como «uno más» de los diversos escritos que se han barajado a lo largo del «procés». Pascal apostó ante el juez por respetar la Constitución y el Estatut y rechazó la vía unilateral hacia la independencia de Catalunya.

Rechazan la violencia

Junto a ello, las dos coincidieron  en rechazar cualquier violencia. Ambas reconocieron, además, reuniones con Carles Puigdemont, expresident de la Generalitat, y los huidos en Bruselas al menos en dos ocasiones.

En el caso de Pascal, su abogado protestó cuando se le ha preguntado si condenaba expresamente los actos violentos contra la Policía, porque consideraba que se buscaba incriminar opiniones políticas, pero ella sí quiso aclarar que le «disgusta» la violencia.

Por su parte, Rovira dejó claro que nunca ha amparado ni ha estado de acuerdo con ningún tipo de violencia

Sobre el referéndum, Rovira afirmó al juez que el 1 de octubre propuso suspender las votaciones en vista de la violencia policial. Fue durante una reunión con miembros del Govern y de partidos independentistas, pero todos, incluido Carles Puigdemont, se negaron a hacerlo.

Rovira también indicó al magistrado que ella fue quien firmó el 30 de marzo de 2015, en nombre de ERC, la hoja de ruta soberanista con CDC-Reagrupament, Assemblea Nacional Catalana (ANC), Òmnium Cultural y Associació de Municipis per la Independència (AMI).

Esa hoja de ruta preveía una declaración de independencia en 18 meses si las fuerzas soberanistas lograban la mayoría en el Parlament catalán.

Pagan Òmnium y ANC

Ninguna de las partes solicitó medidas cautelares contra Marta Pascal, pero sí lo hizo la acusación popular contra Rovira porque, según VOX, los informes de la Guardia Civil apuntan muy directamente contra ella, algo que no sucede con Pascal.

La petición de prisión sin fianza de la acusación popular contra Rovira provocó que se celebrara una vistilla. En ese contexto, el fiscal solicitó fianza pero sin contemplar la entrada en prisión, al igual que el abogado del Estado.

Fue el magistrado quien acordó la cantidad de 60.000 euros, que serán abonados por parte de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural de fondos de la Caixa de Solidaritat. 

Fuentes de las dos entidades independentistas explicaron que la harán efectiva entre el miércoles y jueves, cuando acabe la ronda de comparecencias ante este tribunal que tienen que hacer esta semana varios líderes soberanistas, como Artur Mas (PDeCAT) o Anna Gabriel (CUP). 

La dos entidades ya asumieron hace varios meses el pago de las fianzas de los consellers cesados que fueron encarcelados, de la expresidenta del Parlament, Carme Forcadell, y de los exmiembros de la Mesa de la Cámara catalana.

Llarena aclaró, respecto a las medidas cautelares a aplicar a Marta Rovira, que no hay riesgo de destrucción de pruebas, ni tampoco de sustracción a la Justicia, por lo que no pide cárcel. 

Al contrario que Pascal, que no ha hizo declaraciones a los medios, Marta Rovira sí las ha hizo a su salida del tribunal. Explicó a los periodistas allí congregados que «hemos defendido nuestros derechos como diputados y miembros del Parlament» a votar en representación de los catalanes y a expresar opiniones.

Temas

Comentarios

Lea También