Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Puigdemont tiene hasta el lunes para confirmar o desmentir si Catalunya declaró la independencia

 El Gobierno español pregunta a la Generalitat si declaró la independencia, "se encuentre o no en vigor" 
 
Whatsapp
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, tras firmar el documento sobre la Independencia después de comparecer ante el pleno del Parlament para trasladar los resultados de la jornada del 1-O. EFE/Quique García PLENO DEL PARLAMENTO

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, tras firmar el documento sobre la Independencia después de comparecer ante el pleno del Parlament para trasladar los resultados de la jornada del 1-O. EFE/Quique García PLENO DEL PARLAMENTO

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha recibido este miércoles el requerimiento del Gobierno, acordado en Consejo de Ministros, que le exige aclarar si declaró la independencia el martes en el Parlament, como paso previo a la posible aplicación del artículo 155 de la Constitución que puede suspender la autonomía de Catalunya. 

Según el texto, enviado por burofax este miércoles y al que ha tenido acceso Europa Press, Puigdemont puede responder hasta el lunes 16 a las 10.00 si declaró la independencia, y hasta el jueves 19 a la misma hora para cumplir íntegramente el requerimiento. 

El Gobierno central está a la espera de la respuesta del presidente catalán para decidir si aplica el artículo 155 para suspender la autonomía, y el propio texto invoca este artículo. 

Fuentes del Govern han explicado a Europa Press que el presidente y el vicepresidente, Oriol Junqueras, se han reunido este mismo miércoles en el Palau de la Generalitat para abordar el requerimiento.

TEXTO DE SANTAMARÍA 
La vicepresidenta y ministra de la Presidencia y para las Administraciones Territoriales, Soraya Sáenz de Santamaría, pide en el requirimiento que Puigdemont "si en su declaración del 10 de octubre de 2017 ante el pleno del Parlamento implica la declaración de independencia al margen de que esta se encuentre o no en vigor". 

Le reclama comunicarlo "de forma fehaciente" el día 16, y le advierte de las consecuencias si la respuesta fuera afirmativa, además de constatar que también se considerará confirmación que no conteste al requerimiento. 

La consecuencia de responder que sí declaró la independencia debería ser revocar la declaración, para "restaurar el orden constitucional y estatutario, ordenando el cese de cualquier actuación dirigida a la promoción, avance o culminación del denominado proceso constituyente", y cumplir íntegramente las resoluciones del TC. 

Además, Puigdemont debería comunicar el requerimiento a la presidenta del Parlament y el resto de la Mesa, "requiriéndoles igualmente la restauración del orden constitucional y estatutario". 

Y se insta al presidente a comunicar el día 19 al Gobierno central "de forma fehaciente" que tanto él como el Parlament han cumplido el requerimiento. 

El último punto del texto constata que Puigdemont es el más alto representante de la Generalitat y del Estado en Catalunya, por lo que, si no cumple el requerimiento, el Gobierno central instará al Senado a tomar las medidas necesarias para que Catalunya cumpla "sus obligaciones constitucionales y para la protección del interés general, al amparo de lo dispuesto en el artículo 155".

"GRAVES ACTUACIONES" DEL PROCESO 
Estas son las peticiones con las que concluye el requirimiento, cuyo texto empieza constatando textualmente graves actuaciones, "perjudicando además el interés general". 

Por eso, defiende que cumplir las sentencias es imprescindible para mantener los derechos y libertades de la ciudadanía; que se ataca a la convivencia prevista en la Constitución si se impone una independencia unilateral; y que el artículo 155 impide que una autonomía obstruya el Estado de Derecho, por lo que el Gobierno puede pedir su aplicación al Senado, cuya mayoría absoluta puede decidirlo. 

Defiende la posibilidad de aplicar el 155 alegando que el Govern y "una mayoría no cualificada" del Parlament se ha apartado de sus obligaciones constitucionales, y que ahora no cumplir este requerimiento sería un grave riesgo para el orden constitucional. 

El texto concreta que la Generalitat no ha hecho caso del TC, en especial con la Ley de transitoriedad jurídica, la Ley del referéndum y la convocatoria del 1-O, "carente de cualquier garantía"; y que el Govern actúa al margen del Derecho Internacional y de la Comisión de Venecia.

DECLARACIÓN "PREMEDITADAMENTE CONFUSA" 
Según el Gobierno, Puigdemont culminó el martes sus incumplimientos de la ley con una declaración ante el Parlament que tacha de pretendidamente confusa, además de firmar después un "supuesto manifiesto de constitución de la república" junto a su Govern, JxSí y la CUP. 

El Gobierno le advierte de que, si confirma que declaró la independencia, el artículo 155 es una legítima medida de "último recurso". 

Temas

Comentarios

Lea También