Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Monas con denominación de origen Tarragona

Las figuras de Sergi Roberto, los castells o las mejilloneras del Delta destacan entre las propuestas locales más originales
Whatsapp
La pastelería Huguet de Reus destaca por sus creaciones con DO. En la imagen, Ramon de la Fuente con el huevo de la Capital de la Cultura Catalana, la mona Sergi Roberto y los Gegants Japonesos.  Foto: Alba Mariné

La pastelería Huguet de Reus destaca por sus creaciones con DO. En la imagen, Ramon de la Fuente con el huevo de la Capital de la Cultura Catalana, la mona Sergi Roberto y los Gegants Japonesos. Foto: Alba Mariné

La pastelería Fresquet de Deltebre ha realizado esta propuesta y la sorteará entre sus clientes. Su creador es Gerard Fresquet, tercera generación de este negocio fundado en 1953. Foto: Joan Revillas

La pastelería Fresquet de Deltebre ha realizado esta propuesta y la sorteará entre sus clientes. Su creador es Gerard Fresquet, tercera generación de este negocio fundado en 1953. Foto: Joan Revillas

Los pasteleros Oriol Rossell, de El Vendrell, e Iñigo Sarobe han elebarorado un quatre de vuit de chocolate. La creación es  es por el espectacular año de la colla de los Nens. En la localidad han triunfado los huevos-castellers.  Foto: JMB

Los pasteleros Oriol Rossell, de El Vendrell, e Iñigo Sarobe han elebarorado un quatre de vuit de chocolate. La creación es es por el espectacular año de la colla de los Nens. En la localidad han triunfado los huevos-castellers. Foto: JMB

M. Just - E. Garrido - M. Pallás- JMB

Sergi Roberto, los elementos festivos, los castellers o las mejilloneras del Delta. Los elementos patrimoniales estarán mañana en su versión de chocolate en muchas mesas de Tarragona. Y es que las monas con denominación de origen se han convertido en un clásico en el Camp de Tarragona y las Terres de l’Ebre. Son de las que más se piden. Aunque, por supuesto, conviven con los personajes televisivos que copan las ventas en todo el país.

Buena campaña

En líneas generales, las pastelerías esperan una buena campaña. Las ventas se sitúan en niveles similares a los del año pasado. O incluso ligeramente superiores. Las previsiones son de aumento en un momento de «mejoría económica», explica Josep González Catalán, vicepresidente del gremio provincial d’Artesans Pastissers, hecho que se nota en que sus clientes abandonan ‘la marca blanca’ y prefieren «gastarse un poco más y comer de calidad».

En Tarragona, las monas castelleras están de moda. La Pastisseria Conde está teniendo éxito con sus creaciones inspiradas en los castells, piezas de chocolate que hace unos cuatro o cinco años que vuelven a hacer, cuando la primera fue en el lejano 1968, con una mona castellera en chocolate blanco simulando que subían las escaleras de la catedral.

‘Que sea cierto’

Como señala Josep González Catalán, quien también es propietario de este establecimiento, los clientes siempre «buscan algo que sea cierto», por lo que nunca representarán un castell que no se haya producido en un lugar o por una colla que no lo haya realizado. Siempre intentan hacerlo todo con la «historia actual». Que sea muy dulce, pero también real.

El Vendrell

Es el caso del Obrador de El Vendrell. Su propietario Oriol Rossell, junto al también maestro chocolatero Iñigo Sarobe, han recreado en chocolate el quatre de vuit de la colla Nens del Vendrell. Rossell explica que «es el castell que ha consolidado la colla el pasado año». Podrían haberse subido más pisos, pero no hubiese sido real.Lo que más triunfa en la capital del Baix Penedès son los huevos-castellers de chocolate. Con su faixa y pañuelo. «Por su puesto, de los Nens del Vendrell». El quatre de vuit de chocolate recibe centenares de fotos diarias. Pero esa espectacular mona se regalará a la colla de los Nens del Vendrell.

De todas

Hay una colla que irá desde Girona a Tarragona para recoger su mona, en la que se hará un ‘transfer’ de chocolate. También en la pastelería de Tarragona cuentan con encargos de la colla d’Esparraguera Els Bordeus y de Granollers.

Una de las más solicitadas es en la que muestra la fachada del Ayuntamiento de fondo con el castell que cada uno elija. Para González, «nunca se ha tratado de ganar dinero», sino de «fomentar la cultura catalana y en especial la tarraconense». Por ello, también crean monas con el bestiario festivo.

La de Sergi Roberto triunfa

En la reusense Pastisseria Huguet son especialistas en crear figuras DO Reus. Empezaron hace años con elementos del Seguici Festiu, pero este año han llevado sus productos mucho más lejos de Reus. La razón, la figura de Sergi Roberto. Lo explica Pili Huguet, quien señala que «es la estrella de este año». La han vendido a clientes de Mallorca, Berga, Mataró y otras ciudades del país. «Hay quien ha venido aposta hasta Reus para buscarla. Y otros clientes que no podían pero que nos han pedido que se la enviásemos». Su volumen de ventas, en líneas generales, se habría mantenido respecto al año pasado.

También destacan la de los Gegants Japonesos, o el huevo de la Capital de la Cultura Catalana . «A pesar de las propuestas más locales, mucha gente también busca lo que está a la orden del día en todos lados, como la Patrulla Canina o la Bella y la Bestia», añade la pastelera.

De hecho, entre las monas destacadas este año, según remarca el vicepresidente del gremio provincial d’Artesans Pastissers, están también los campos y estadios de fútbol, y personajes de la Guerra de las Galaxias, especialmente de Darth Vader, los soldados y los Androides. Además, han vuelto «al estilo de cuando aprendimos el oficio», añade. Y es con figuras planas, conejitos, patos con huevos y bolas y trolls. Para González, lo importante es «volver a los antepasados pero sin dejar de lado la modernidad».

Mona mejillonera

En las Terres de l’Ebre la mona más original la ha creado la pastelería Fresquet de Deltebre, con una enorme mona de chocolate con la forma de las mejilloneras del Delta del Ebro. Las medidas del dulce son de 1,20 metros de largo por 50 centímetros de ancho y unos 40 centímetros de altura. Para crearla han sido necesarios 25 kilos de chocolate. La pasteleríaFresquet tiene una gran experiencia en la creación de estas elaboradas y singulares monas. Otros años elaboraron por ejemplo una mona con la forma del puente Lo Passador de Deltebre, u otra de un gran burro catalán.

La mona se llama Palmira en honor a la abuela de Gerard Fresquet, su pastelero creador, que tiene 91 años. En ella se pueden ver diferentes personas que realizan las actividades más típicas a hacer en una mejillonera: trabajar, pescar, bañarse y preparar una buena paella.

Temas

  • TARRAGONA

Lea También