Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Cuando trabajar es un placer para el paladar

Adrián Vázquez, Marta Brosa y Adrián Barriuso son tres jóvenes de Reus y Vila-seca que forman parte de la comunidad gastronómica Restaurants de Catalunya

Sílvia Fornós

Whatsapp
Adrián Vázquez y Marta Brosa captan cada detalle de la comida que prueban. FOTO: ALBA MARINÉ

Adrián Vázquez y Marta Brosa captan cada detalle de la comida que prueban. FOTO: ALBA MARINÉ

Visten el mismo uniforme. Una camiseta blanca en la que se puede leer Restaurants de Catalunya. Es su tarjeta de visita. Comen en reconocidos restaurantes y prueban todo tipo de delicatessen culinarias. Son Adrián Vázquez, Marta Brosa y Adrián Barriuso, tres jóvenes de Reus y Vila-seca, respectivamente, que han convertido su pasión por la gastronomía en su trabajo. 
No son críticos gastronómicos, se etiquetan como foodies. «No somos críticos gastronómicos. Somos foodies, instagramers. Nos gusta comer, nos gusta salir, como a todos los comensales. Y los comentarios de cada publicación son opiniones personales», explica Adrián Barriuso. La comunidad gastronómica Restaurants de Catalunya busca promover y divulgar la gastronomía del territorio catalán. Hasta la fecha, más de 150 restaurantes de toda Catalunya ya son miembros de la comunidad, pero se han propuesto llegar a los 200 al finalizar el año. 

Restaurants de Catalunya
Adrián Barriuso y Marta Brosa, forman parte de la comunidad gastronómica Restaurants de Catalunya. FOTO: ALBA MARINÉ

El equipo de la comunidad  gastronómica Restaurants de Catalunya son ocho personas, repartidas por la geografía catalana. «Abrimos las puertas de los restaurantes a otras personas, a las que ayudamos a través de nuestros servicios a impulsar su negocio y a potenciar su comunicación», detallan. Uno de los establecimientos que han visitado los tres jóvenes es el Arena Restaurant de Salou. Todo estaba escrupulosamente preparado para que Adrián Vázquez, Marta Brosa y Adrián Barriuso pudieran deleitarse con cada uno de los platos. Carpaccio de gambas, tartar de dos salmones, champiñones rellenos, vieiras a la plancha y presa ibérica, entre otros platos, además de una amplia gamma de pasteles, complacieron a los tres foodies. 
 

Restaurants de Catalunya 

Comunidad gastronómica que aglutina más de 150 restaurantes de Barcelona Girona, Lleida y Tarragona.

Hasta el corazón
Además de dejarse convencer por el paladar, este trío con cuchillo y tenedor en la mano tampoco pierde de vista todos y cada uno de los detalles, como el trato durante el servicio y la apariencia del local. Aspectos que son el envoltorio perfecto a cada una de las exquisiteces gastronómicas. Para ello se adentran hasta las entrañas del restaurante. 

Restaurants de Catalunya
Marta Brosa fotografía al chef ejecutivo del Arena Restaurant, Pascual Pañuelas. FOTO: ALBA MARINÉ


En la cocina se mueven como pez en el agua. Pascual Pañuelas, chef ejecutivo del restaurante, hace el trabajo fácil. El ritmo es frenético. No pierde el tiempo a la hora de remover el guiso que tiene en los fogones y que «hace con amor». Adrián Vázquez es un joven de pocas palabras porque, según afirma, «por mí habla la cámara» con la que no pierde detalle de cada uno de los movimientos del cocinero. Los mismo ocurre con Marta. El objetivo de su cámara se expresa también por ella. A pesar de estar sentada en la mesa, el trabajo es el trabajo. Y casi está más tiempo ‘disparando’ que con el cuchillo y el tenedor en la mano. «He llegado a hacer hasta 600 fotos en una sesión, pero de media me muevo entre las 200 y 300», asegura. 

Mientras ellos dos están entre los fogones, a Adrián Barriuso no se le escapa todo lo que ocurre a su alrededor. Y es que parte de su trabajo consiste, además de apreciar la calidad de la comida, valorar el servicio y estar pendiente de todos los detalles. «Mientras hacemos la degustación no intercambiamos ninguna opinión», asegura el joven. En sus inicios, se atrevían a visitar entre dos y tres restaurantes por día, pero ahora han levantado el pie del acelerador y hacen entre uno y dos. «No queríamos que el cliente tuviera la sensación de que teníamos prisa», afirman. Sin prisa pero sin pausa, ahora pueden estar hasta 5 horas disfrutando de una comida comida. 
 

Restaurants de Catalunya
Los tres 'foodies' pudieron degustar los mejores platos del Arena Restaurant de Salou. FOTO: ALBA MARINÉ

Redes sociales
En esta jornada atípica les acompaña en la mesa Sarai Anglès, responsable de comunicación del Arena Restaurant. «Hemos cambiado la carta, y el concepto de cocina está focalizado en el producto mediterráneo y de proximidad, por esta razón queremos dar a conocer la cocina y viralizar el restaurante por las redes sociales», afirma. Las redes sociales lo mueven todo. Y Restaurants de Catalunya no es una excepción. En Instagram tienen más de 9.000 seguidores. Una cifra récord para esta comunidad gastronómica. A través de las imágenes los platos se deshacen en la boca antes de darles el primer bocado. 

Los cuatro lo tienen claro. «La gente está en Instagram. Nuestros seguidores buscan sorprenderse», afirma Adrián Barriuso, y Sarai añade que «por esta razón es importante modificar la carta cada temporada, para que la gente no se pueda aburrir». De la fidelidad a la promiscuidad gastronómica hay una delgada línea roja. «Cada vez los comensales tienen menos reparo en probar restaurante tras restaurante, por lo que hay menos compromiso», afirma Adrián. En manos de este joven y de Adrián Vázquez y Marta Brosa está «reforzar, de forma natural, el potencial de cada restaurante, es decir, explicar fielmente lo que sentimos en cada degustación». Así da gusto trabajar.

Temas

Comentarios

Lea También