Más de Costa

50 voluntarios se encargan de limpiar a fondo la playa de la Paella de Torredembarra

Familias con niños participan activamente en la recogida de plásticos y residuos, logrando como resultado 300 kilos de basura

EDUARD CASTAÑO

Whatsapp
Los voluntaros se emplearon a fondo en la limpieza tanto en la arena como entre las rocas. FOTO: CEDIDA

Los voluntaros se emplearon a fondo en la limpieza tanto en la arena como entre las rocas. FOTO: CEDIDA

Las playas de la Costa Daurada suelen abarrotarse de personas, autóctonas y extranjeras, que en muchas ocasiones dejan restos de su paso por ellas. Colillas, bolsas de patatas y frutos secos, plásticos e incluso residuos de higiene íntima aparecen a diario en las orillas de los mares que bañan las costas.

Los últimos censos de basura costera marina lo han mostrado claramente: la mayoría de los residuos encontrados en las costas tarraconenses son plásticos. Esta problemática ambiental no es sólo local; ahoga los océanos de todo el mundo, daña especies y hábitats marinos muy valiosos, y causa importantes impactos económicos al afectar a la seguridad de la pesca, la navegación y el turismo.

Por eso, y por convicciones propias, casi medio centenar de personas (con unos veinte grupos burbuja) tomaron parte ayer en la limpieza de plásticos y residuos en la playa de la Paella de Torredembarra.

La recogida comenzó hacia las 10.30 horas y los voluntarios participantes partieron de la Casona (sede de la Oficina de Turisme en el paseo Rafel Campalans, 10) después de que se establecieran los diversos grupos para peinar las diferentes zonas de la playa en busca de los desechos.

La higiene costera congregó a numerosas familias con niños pequeños, que participaron de una manera muy activa durante toda la mañana.

Esta primera edición de la limpieza en la playa de la Paella estuvo organizada por la entidad Surf&Barres en colaboración con el Ayuntamiento de Torredembarra (a través de sus concejalías de Esport y Sostenibilitat) y el Port de la localidad, Ecologistes en Acció y la marca de ropa WearNix.

Gente de todas las edades

Pero si de una cosa estaban satisfechos los organizadores es que «ha habido muy buena participación con gente de todas las edades. El ambiente y la actitud de todos los asistentes ha sido muy colaborativa», señalaban.

La limpieza a fondo se realizó de forma especial en las zonas más afectadas, como las de las dunas en experimentación, el espigón y las rocas.

«Hemos recogido un total de 300 kilos de la basura más voluminosos en una hora y media, cubriendo las zonas de la Paella, la de las dunas, la escollera y las rocas», incidían desde la entidad Surf&Barres ya, y añadían que «con este tipo de iniciativas buscamos que tanto las instituciones como las personas tomen conciencia de la gravedad de la contaminación que sucede en las costas mediterráneas y de todo el mundo».

La contaminación plástica no es un cuento; es cosa seria. Las organizaciones ambientales estiman que 8 millones de toneladas de desechos plásticos llegan a los océanos anualmente, y si las tendencias actuales de contaminación marina continúan, en 2050 el océano tendrá más plástico que peces. De ahí que «es de agradecer» la aportación de todos estos voluntarios «y más en una época de pandemia como ésta», en la que los voluntarios contaron con todo tipo de equipamiento por la Covid-19.

Temas

Comentarios

Lea También