Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Adif decidirá si permite dos ascensores en Vilafortuny

Dos bloques de la avenida Maria Teresa Rivero lo necesitan con urgencia porque hay vecinos con movilidad reducida. La tramitación inicial se extravió y la comunidad pide más celeridad

Jordi Cabré

Whatsapp
El bloque de viviendas de Vilafortuny carece de espacio físico en el interior  y montacargas debe hacerse en esta pared externa. Foto: Alba Mariné

El bloque de viviendas de Vilafortuny carece de espacio físico en el interior y montacargas debe hacerse en esta pared externa. Foto: Alba Mariné

La comunidad de propietarios Bloque III de Vilafortuny, en el número 15 de la avenida Maria Teresa Rivero, está desesperada. desde hace nueve meses están bloqueados por la tramitación de dos ascensores que deben solucionar las barreras arquitectónicas de estos edificios.

Ambos tienen cuatro plantas y para acceder a ellas hay tramos de escalera que dan a un pasillo exterior que comunica las diferentes viviendas. Con el paso de los años, los vecinos –la mayoría son de fuera de Catalunya– se han hecho mayores y las dificultades de acceso a sus casas aumentan cada verano.

Hace un año, votaron en asamblea la instalación de un ascensor por bloque con el fin de acceder a cualquier planta. Se tramitó con el Ayuntamiento el proyecto y éste contestó a los vecinos que los inmuebles «están dentro del dominio público ferroviario... y se debe obtener la autorización de Adif (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias) para construir el ascensor».

El Ayuntamiento realizó los primeros contactos para conseguir este permiso. E incluso técnicos estatales estuvieron en Vilafortuny para comprobar el lugar in situ. «A partir de ahí, fuimos nosotros los que intentamos agilizar el permiso sin obtener nunca una respuesta clara», explica Francesc París, presidente de la comunidad de propietarios.

Llamadas y correos electrónicos se han ido solapando desde finales de 2015 hasta hace escasos días. Durante este periplo, los afectados han conocido que el interlocutor de Adif inicial derivó el caso a Madrid, donde deben aprobar la construcción de los ascensores. «En un último mail nos dijeron que habían extraviado el expediente y que enviaban un nuevo formulario para pedir el ascensor. Un montón de meses perdidos», lamenta París.

Desde Adif no se entra a valorar ni la lentitud de la tramitación ni qué ha pasado con el expediente. Sólo se explica que los propietarios tienen ahora el formulario correcto para solicitar el ascensor. Falta tramitarlo de nuevo y tener más paciencia.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También