Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Alarma por la bajada del nivel del acuífero que nutre a Bonastre

El agua que se captaba a 68 metros de profundidad debe tomarse ahora a 75

José M. Baselga

Whatsapp
En el último corte los vecinos tuvieron que usar garrafas durante varios días.

En el último corte los vecinos tuvieron que usar garrafas durante varios días.

La avería que sufrió la infraestructura de agua de Bonastre hace unos días ha revelado un comportamiento anormal de la profundidad a los que debe llegarse al acuífero para obtener el suministro.

Habitualmente la captación es  a 68 metros, pero la pasada semana se tuvo que bajar  a 75. El Ayuntamiento se explica que, aunque hace años tuvo que llegarse hasta los 92 metros, hay preocupación por la bajada del nivel.

‘Preocupante’
En este sentido pide a la Agència Catalana de l’Aigüa que haga un estudio para ver qué está sucediendo en el acuífero del que se nutre el municipio. «Es una situación preocupante que nos pone en alerta».

El temor es que el acuífero soporte muchas captaciones, ya que también nutre a otros municipios, y pueda estar dando síntomas de agotamiento. Además de excesiva extracciones, la falta de recarga por ausencia de lluvias agrava la situación.

Roda
El alcalde, David Godall recordó que hace años también se detectó un recorte en la capacidad de extracción y entonces se detectó la apertura de dos nuevos pozos en Roda de Berà, que fueron cerrados para recuperar la normalidad. Godall destaca que tras la reparación de la avería la extracción ha recuperado los 35.000 litros a la hora, lo que garantiza el suministro, pero señala la necesidad de analizar si el acuífero tiene problemas.

Ya se puso más tubo
En la inspección de la avería ya se observó la bajada «anormal y alarmante» del nivel del pozo. Esa fue la causa de la falta de caudal y del exceso de las burbujas que daban al agua un color blanquecino en los días anteriores ya que la bomba estaba trabajando en la interfase entre el aire y el agua. Además, hace 5 meses con motivo de una última avería ya se colocó la bomba a una mayor profundidad añadiendo más tramos de tubería.


Otro pozo para no ser vulnerable
El suministro de agua de Bonastre depende de un único pozo que hay en la zona de la urbanización de La Vinya. Y del depósito con capacidad para 250.000 litros que  es insuficiente para las necesidades actuales.
Hace años que el Ayuntamiento planteó la construcción de un segundopozo desde el que también se inyectase agua a la red municipal. Por eso construyó otro depósito en la zona del camino de Pedragrossa y con una capacidad para 500.000 litros.
Pero nunca se ha usado y se degradó, lo que obligó a repararlo hace dos años y ahora sería posible utilizarlo. Pero faltan las canalizaciones hasta el pueblo. Y el pozo. Están hechos los proyectos, pero el Ayuntamiento no puede hacer frente a los trabajos que costarían unos 300.000 euros .

Hay depósito pero falta un nuevo pozo y las tuberías  que garantizarían el suministro en caso de fallos en la actual infraestructura. El pasado año  el Ayuntamiento pidió una subvención a la Agència Catalana de l’Aigüa (ACA) para las obras pero fue desestimada.
En los últimos años los cortes de agua se han incrementado y la dependencia de un único pozo hace que todo el pueblo se quede sin suministro en caso de avería. Desde el Ayuntamiento señalan que «la necesidad está detectada y la planificación hecha», pero falta la subvención para las obras.
Para este año el ACA ha abierto una nueva línea de ayudas y el Consistorio ha presentado el proyecto y el Ayuntamiento espera la concesión.

 

Temas

Comentarios

Lea También