Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Alertan de la caída de cascotes del histórico teatro Brisamar de Coma-ruga

Es de propiedad municipal pero está cerrado desde 2012 a la espera de un destino

José M. Baselga

Whatsapp
La estructura del rótulo comienza a presentar deficiencias.

La estructura del rótulo comienza a presentar deficiencias.

Vecinos de Coma-ruga alertan de desprendimientos en el antiguo teatro Brisamar, de propiedad municipal y cerrado desde 2012 a la espera de un uso. Los vecinos llevan tiempo alertando del deterioro. Temen que sea irrecuperable, además de un riesgo. 

Hace un par de años tuvieron que derribarse unas estructuras por el riesgo de que cayesen. La acera de la calle lateral del teatro y posteriormente cine, sigue vallada por seguridad.

Ante la nueva caída de cascotes en el frontal del edificio, el Ayuntamiento ha iniciado el proceso para la retirada temporal de un cable eléctrico y posteriormente los elementos con más riesgo.

La fachada con los mosaicos de Padrós.



La concejal Nuria Rovira explica que se hará una revisión y retirarán elementos que puedan resultar más peligrosos. Ahora se espera un presupuesto para la intervención.

Pero no hay un destino para ese teatro que fue uno de los destacados en la costa catalana. En el Ayuntamiento señalan que no hay un proyecto para dotarlo de actividad, aunque consideran que con el cierre y la retirada de las partes más vulnerables no hay riesgo para el inmueble.

Todo apunta a que cualquier decisión se tomará una vez esté remodelado el edificio de la antigua piscina termal del Tabaris, también en Coma-ruga.  Apuntan que en ese momento se verán las otras necesidades para la zona. Los vecinos reclaman que sea para actividades sociales o dinamizador económico de la zona.

El lateral del edificio sigue vallado por la caída de piedras.

Construido en 1961, muchos recuerdan los espectáculos y artistas que pasaron por el Brisamar, desde Montserrat Caballé a los ballets de Leningrado o de Kiev y obras como Jesucristo Superstar.  

El esplendor lo tuvo con Joan Toldrà, que lo adquirió en 1975 y se encargó de la programación. Con 743 butacas de teatro, también había dos salas de cine con 82 butacas cada una. Su caja escénica de 14 metros de ancho y 9 de profundidad era similar a la del  Liceo de Barcelona. El edificio también destaca por sus mosaicos de la fachada obra de  Santiago Padrós. 

El Ayuntamiento compró el edificio en 2008 asumiendo la deuda de la finca. Con ello frenó una subasta,  además  de ser un paso para la compra por 1,2 millones. Una empresa de residencias geriátricas se interesó por finca, pero el edificio hubiese ido al suelo.

En el momento del cierre, en 2012,  había varias salas de cine en activo. El Ayuntamiento no podía invertir los 600.000 euros para mantener a actividad con las exigencias de seguridad.  Tras el cierre la inicial falta de barreras en su acceso permitió una profunda degradación. 

Noticias relacionadas:

El histórico teatro de Coma-ruga, reconocido por el Museu de la Ciència

El histórico Cine Teatro Brisamar de Coma-ruga se ha incorporado al proyecto Museu al Carrer que impulsa el Museu Nacional de la Ciència i de la Tècnica de Catalunya (MNACTEC). La iniciativa es para "inventariar, georeferenciar, documentar y ponerse en valor" el patrimonio de la sociedad industrial que se conserva en Catalunya.

Fallece el impulsor cultural de El Vendrell, Joan Toldrà

Figura incansable por la cultura de El Vendrell, Joan Toldrà, ha fallecido a los 84 años. Destacaba sobre todo por su pasión por la música y la formación de jóvenes. En la Plaça Vella de El Vendrell, donde tenía sus sastrería era habitual escuchar los ensayos de los muchos a los que Toldrà hizo descubrir la pasión por la música y especialmente por la ópera.

El antiguo Tabaris de Coma-ruga será un centro de difusión del mosaico y de Santiago Padrós

El antiguo balneario del Tabaris de Coma-ruga, hoy un edificio cerrado y muy dañado, acogerá un centro de divulgación del arte mosaico y del artista Santiago Padrós, que fue uno de los mosaistas de mayor reconocimiento con obras por todo el mundo. Aunque nacido en Terrassa, Padrós se instaló en Coma-ruga.

Temas

Comentarios

Lea También