Alertan de la proliferación de un insecto invasor en Salou

El chinche apestoso se abre paso en la zona, aunque no es peligroso para las personas

EDUARD CASTAÑO

Whatsapp
Jessica muestra un especimen del insecto en un tarro con agua. Le entró incluso con mosquitera. FOTO: CEDIDA

Jessica muestra un especimen del insecto en un tarro con agua. Le entró incluso con mosquitera. FOTO: CEDIDA

No es que Salou sea una excepción. Cada vez son más las localidades catalanas que están comprobando la proliferación de un insecto poco habitual en estas latitudes. Se trata del chinche apestoso marrón (Halyomorpha halys), un insecto invasor que se encontró por primera vez en Catalunya en el 2016. Originario del continente asiático, poco a poco se está extendiendo por todo el continente europeo; gracias, entre otras razones, a que le gusta esconderse en los vehículos de motor (coches, camiones, etc.) lo que le permite colonizar fácilmente nuevos territorios.

En Salou ha saltado la voz de alarma cuando varias familias han sido visitadas por este insecto, hasta ahora desconocido en la zona pero que parece haber venido para quedarse.

Pedro se percató hace unos días de que había recogido varios insectos en su casa «que no los había visto nunca. Me han entrado en la terraza avispas, abejas, mosquitos... ¿pero esto?

Jessica, por ejemplo, vive en el centro del municipio y explica que «el pasado mes de septiembre me entraron por todas partes. Vivo en un bloque. Tengo mosquitera y eso parece que evita que entren menos, pero consiguen filtrarse a través de los rieles de las correderas». Y se pregunta: «coincide eso con el momento de la poda de los árboles?».

Buscan las casas en otoño

La proliferación de estos insectos se debe, según señalan algunos expertos, a la abundancia de vegetación en la zona y que «suele pasar el invierno dentro de casas o construcciones hechas por el hombre, pudiendo entrar en gran número en los domicilios particulares durante el otoño».

Desde el IRTA (Institut de Recerca i Tecnologia Agroalimentàries) también explican que «con el buen tiempo primaveral, los individuos de esta especie que estaban hibernando empiezan a salir de las casas y otros lugares para ir hacia las plantas de la calle. Por lo tanto, la ciudadanía los encuentra en sus casas con más frecuencia en estos dos momentos del año, otoño y primavera».

Imagen aumentada del chinche apestoso marrón. FOTO: DT

Como medidas preventivas es recomendable instalar barreras físicas. Así se pueden instalar mosquiteras en las ventanas o tapar agujeros exteriores con malla. Para recogerlos, recomiendan hacerlo con un aspirador, sacándolo posteriormente de la bolsa del mismo y colocándolo en un recipiente con agua y jabón. No es recomendable aplicar tratamientos con insecticidas en las casas.

El IRTA también aconseja a los ciudadanos que observen un insecto que les pueda parecer que es el chinche apestoso marrón, pueden hacerle una foto y subirla a la página web https://natusfera.gbif.es/projects/hh-wanteda. La foto será revisada y se identificará si se trata de la especie invasora o de otras especies autóctonas a las que se parece. Con los datos se construirá un mapa preciso del alcance de la plaga.

Según fuentes municipales de Salou, «se ha hecho una consulta a la Generalitat sobre el tema y se está tomando nota de todas las ubicaciones donde se está detectando la presencia de este insecto para establecer un estudio del impacto que tiene en las zonas ajardinadas y zonas de cultivos y terrenos rústicos».

Temas

Comentarios

Lea También