Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Bonmont abrirá su hotel de cinco estrellas antes del próximo verano

El establecimiento quedó a medias con el inicio de la crisis económica y ahora, tras nueve años paralizado, las obras entran en la recta final. Lo gestionará la empresa con capital suizo Starling Hotels & Resort

Núria Riu

Whatsapp
El hotel tiene un marcado estilo mediterráneo, con planta baja y dos pisos. Foto: DT

El hotel tiene un marcado estilo mediterráneo, con planta baja y dos pisos. Foto: DT

El parque hotelero de la Costa Daurada sumará un nuevo establecimiento de lujo de cara al próximo verano. Se trata del Bonmont Resort Costa Daurada - Golf & Spa, un negocio en medio de la urbanización Bonmont Terres Noves, que está a punto de abrir sus puertas tras una década desde el comienzo de las obras.

Ahora sí. Ya hay un calendario y un objetivo. El hotel se pondrá en funcionamiento «entre mayo y junio» de 2018. Así lo avanza Víctor Julià, Sales & Marketing director de Bonmont, quien asegura que «las obras ya están muy avanzadas. Prácticamente estamos a la espera de empezar a montar las habitaciones». 

El inmueble destaca por su marcado estilo mediterráneo. Se trata de un edificio bajo, con una planta principal y dos pisos de altura. Tendrá 136 habitaciones de alto standing, cada una de ellas con balcón individual con vistas a la montaña o al mar. Estará enfocado al público familiar y, en concreto, a aquellas personas que apuestan por el wellness durante su estancia. «El emplazamiento está junto a un campo de golf de primer nivel, con pistas de pádel y de tenis. El entorno es ideal», describe Julià.
En la planta principal habrá el hall con la zona de recepción, un bar y un restaurante. «Sobre todo destaca porque son espacios muy amplios y con mucha luz», describe Julià. En medio del espacio se acondicionará una gran zona ajardinada, con la piscina de 25 metros que destaca por su gran cascada. «No será la típica piscina, sino que se ha hecho con pizarra oscura, lo que le otorga un carácter más rústico, como unas termas», apunta este directivo. Junto a la piscina habrá un segundo restaurante en el que se servirán platos fríos

Una gran zona de aguas

El hotel dispondrá de una zona de spa, abierta tanto a los clientes como a las personas de fuera, con una superficie de 1.100 metros cuadrados. Tendrá un espacio de aguas, con sauna y hammam, y cinco cabinas de masaje individuales o por parejas. En la planta baja también estará el gimnasio y la salas de reuniones, con capacidad para más de 300 personas.

La piscina exterior con cascada. Foto: DT

Finalmente, en las dos plantas que tiene el edificio están las 136 habitaciones equipadas con todos los servicios propios de un hotel de lujo.

Víctor Julià describe que «es amplio» ya que «el negocio no está enfocado al turismo de masas, sino que se dirige a las personas que quieran disfrutar de la naturaleza». De hecho, el entorno es uno de los principales aspectos en los que pondrá su acento la compañía en el momento de promocionar este destino. La Costa Daurada, los encantos del Priorat con su oferta vitivinícola y el Delta de l’Ebre son algunos de los atractivos de las comarcas del sur de Catalunya, y el Bonmont Resort está en una ubicación privilegiada. «Queremos trabajar mucho con el territorio, que ya tiene una marca muy fuerte y es una apuesta de éxito», afirma Julià. Y aquí incluye también la Ruta del Paisatge dels Genis, en la que puede conocerse la huella de Pablo Picasso, Joan Miró, Antoni Gaudí y Pau Casals.

140 puestos de trabajo

La puesta en funcionamiento de este nuevo establecimiento hotelero habrá supuesto una inversión de más de diez millones de euros y supondrá la creación de 140 puestos de empleo en los momentos de máxima ocupación. La gestión la va a hacer Starling Hotels & Resorts, una cadena con capital suizo de tamaño medio que gestiona negocios del sector turístico tanto en Ginebra como en Lausana, además del Bonmont Golf & Country Club ubicado en la primera de éstas.

La inminente inauguración de este establecimiento de lujo se producirá cuando hace más de una década que empezó a hablarse de la iniciativa. En concreto, fue a principios de 2008 cuando se anunció la inversión por parte de la cadena estadounidense Starwood Hotel&Resort. Debía ser el primer Sheraton de Catalunya, estaba previsto que abriese sus puertas a finales de este mismo año y se presentó como una gran oportunidad de cara al turismo residencial y asociado al golf.

Capital suizo

El inicio de la crisis económica paralizó el proyecto que se ha recuperado ahora después de que en el año 2015 la familia suiza Lavanchy, que poseía el 50% de Bonmont Terres Noves, compró el otro 50% a la compañía Medgroup. De esta forma se convertía en la única propietaria, regresando así a sus orígenes, ya que precisamente fue Henri-Ferdinand Lavanchy quien se enamoró de esta zona y en el año 1990 fundó lo que hoy es Bonmont.

La zona de aguas del ‘spa’. Foto: DT

Ahora, un conjunto de inversores entre los que se encuentra la familia Lavanchy ha decidido recuperar de nuevo el proyecto. «Las condiciones del mercado, el incremento turístico y la finalización de la crisis económica han sido claves para hacer de nuevo esta apuesta», certifica la empresa. Hace un año y medio, cuando se decidió reemprender la actuación, el edificio estaba a medias, tal y como había quedado cuando se paralizó la obra.

El hotel de Bonmont será el quinto establecimiento de la demarcación de Tarragona con la máxima categoría que otorgan las cinco estrellas. El Gran Palas de La Pineda, Le Meredien Ra de El Vendrell, Mas Passamaner, en La Selva del Camp y Villa Retiro, en Xerta también hicieron en su momento su apuesta por diferenciarse a partir de la alta gama en sus servicios.

Temas

Comentarios

Lea También