Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Caballos supersónicos en Vila-seca

Miles de vilasecanos se citan en el Parc de la Torre d'en Dolça para ver tres exquisitas carreras de pura sangre ingleses en el tradicional Cós de Sant Antoni. Se repartieron un total de 25.100 euros en premios

Jordi Cabré

Whatsapp
Una salida en falso en la primera carrera (un cajón se bloqueó) y una caída en la tercera fueron las incidencias de un Cós de Sant Antoni que reunió a miles de personas ayer. Foto: Alba Mariné

Una salida en falso en la primera carrera (un cajón se bloqueó) y una caída en la tercera fueron las incidencias de un Cós de Sant Antoni que reunió a miles de personas ayer. Foto: Alba Mariné

Riadas de gente accedieron esta mañana al Parc de la Torre d’en Dolça. Era matinal de hipódromo, de embobarse con los pura sangre al galope desde cualquier punto del circuito y aplaudir la lucha de cada jinete por ganar los suculentos premios en metálico. La cifra de premios asciende a 25.100 euros repartida en tres carreras y fraccionada en función de las posiciones finales. Por ello, las carreras de Sant Antoni tienen siempre un gran número de candidatos, aunque las reglas de la Federación terminan luego reduciendo el número de participantes en cada una de las tres carreras programadas.

La competición, para el público en general, sólo se centra en ver quién es el ganador. Visualizar al jinete y al caballo cuando salen del circuito y aplaudir la entrega del trofeo. Otra cosa son las apuestas o las cuadras participantes, donde hay mucho interés y prestigio en juego.

Más allá de los deseos de unos y otros, las anécdotas han sido una salida nula por bloqueo de la puerta en la primera carrera y una caída de caballo y jinete en una curva sin consecuencias antes de enfilar la recta de meta de la última carrera del día.

Tras ello, todo el mundo se ha ido a casa a comer. Unos deshaciendo el camino andando Otros volviendo al aparcamiento, donde la Policía Local gestionaba la salida para evitar atascos. El número de asistentes es difícil de calcular, aunque rondaría los 8.000 participantes, unas cifras similares a la edición anterior. El frío intenso que se preveía no ha sido tanto y la gente no ha fallado a la cita.

La presencia del conseller d’Interior, Jordi Jané, y el nivel de alerta terrorista en el que vivimos incrementó la seguridad, pero los efectivos pasaron desapercibidos dentro y fuera del hipódromo de la torre d’en Dolça.

Temas

  • COSTA

Lea También