Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Calafell abrirá las bolsas de basura tiradas en la calle para identificar a los incívicos

Con la Semana Santa se ha disparado una guarrería que además de elevar el coste de recogida, afecta a la imagen turística. Una sentencia del Supremo permite abrir las bolsas para investigar quién las ha tirado

José M. Baselga

Whatsapp
Los trastos acumulados junto a los contenedores son otro problema en Calafell.

Los trastos acumulados junto a los contenedores son otro problema en Calafell.

La indisciplina, el incivismo o directamente la guarrería de algunos que dejan las basuras en las calles de Calafell, motiva que el Ayuntamiento se plantee abrir las bolsas para intentar localizar a quieres dejan los residuos en la acera y en las zonas donde había contenedores, pero que ya se han retirado.

Con el inicio de la Semana Santa hay un incremento de esas actitudes que, además de encarcer el servicio de recogida, dañan a la imagen del municipio. Porque además de las bolsas tiradas en las aceras o metidas en papeleras, los residuos que continenen acostumbran quedar esparcidos.

Islas de contenedores

El Ayuntamiento inició un plan de revisión del sistema de recogida para incrementar las islas de contenedores de todas las fracciones con el objetivo de aumentar los niveles de reciclaje. Con ello retiró algunos puntos donde sólo estaban los depósitos de rechazo (gris) y los de materia orgánica.

Esa retirada levantó las quejas de algunos vecinos que consideran que les dificulta el tirar la basura. Es precisamente en las zonas donde estaban los contenedores retirados que algunos han decidido seguir dejando las basuras en el suelo y en las aceras, a pesar de que las nuevas baterías de depósitos quedan a unos metros.

El concejal del área Josep Parera, explica que «tras unos días para que los vecinos vean el nuevo sistema, debe comenzar a sancionarse una indisciplina que afecta a todos». Y la más grave es la que llena de bolsas de basura algunas zonas. Pero también el dejar muebles y voluminosos junto a los contenedores, a pesar de que el Ayuntamiento ofrece un servicio de recogida gratuito al que puede llamarse por teléfono para establecer un día de recogida.

No se atrevió

El pasado año el Ayuntamiento anunció que llegaría a abrir las bolsas para intentar localizar a los que ensucian la vía pública y que tiene una multa de hasta mil euros. Pero finalmente no se atrevió.

Parera señala de nuevo que debe recurrirse a ese sistema. En las bolsas puede haber cartas o documentos que revelen quien ha tirado la basura en la calle. Y eso es prueba para abrir un expediente informativo o sancionador, a pesar de que el presunto infractor puede recurrir.

Resultados

La medida ya se aplica en diversos municipios y según se explica ha ayudado a reducir esa indisciplina que llena las calles de suciedad. El concejal repite ahora que el área de Medio Ambiente del Consistorio y la empresa que realiza el servicio mantendrán una reunión para analizar cómo estructurar una campaña de apertura de bolsas de basura para identificar a los incívicos.

Temas

  • COSTA

Lea También