Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Calafell corre con Martí en su carrera contra el Dravet

El chaval de 11 años lucha contra una enfermedad de las raras que provoca violentas convulsiones

José M. Baselga

Whatsapp
Martí comenzó la carrera de la mano de unos amigos y de sus padres.

Martí comenzó la carrera de la mano de unos amigos y de sus padres.

Martí llegó con su sonrisa y se colocó en la línea de salida. Contento y riendo. Como siempre. Saludado por todos. Era su carrera y además iba a estar muy acompañado. Un millar de personas estuvo con el chaval en la Cursa de l’Aigua.

Su madre había explicado que durante la semana Martí estaba ilusionado por correr. «Sabía que iba a haber mucha gente y estaba contento». Y cuando llegó al paseo marítimo de Segur de Calafell, junto al puerto, la ilusión se desbordó. Todos esperaban a Martí para correr con él.

Síndrome de Dravet

El chaval, de 11 años, lucha contra el Síndrome de Dravet, una enfermedad de las consideradas raras que afecta a los niños y que provoca fuertes convulsiones. Actualmente no hay cura. Martí ha de estar controlado de manera constante para actuar con rapidez en los episodios de convulsiones.

Y en esa otra carrera contra el Síndrome de Dravet, la de verdad, Martí tampoco corre solo. Por eso ayer centenares de vecinos tenían que estar. Corriendo, o no, porque había dorsal cero y fueron muchos los vecinos que han querido colaborar.

La totalidad del dinero de la inscripción de la prueba (3 euros los adultos) va destinado a la Fundació Síndrome de Dravet del Martí, que se dedica a la investigación de la enfermedad y a ayudar a cubrir los elevados gastos del tratamiento.

Toda la prueba

La prueba era de 5 kilómetros a lo largo del paseo marítimo de Calafell y Martí completó toda la distancia muy contento. Comenzó de la mano de sus padres pero de alguna manera todos llevaron de la mano a Martí. Porque el chaval no corre solo en Calafell.

Al cruzar la meta demostró que va a seguir luchando en la carrera contra el Dravet.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También