Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Calafell reúne a sus plumas

Pintores como Fuentetaja, Ribas, Castañeda o Roqueta muestran al Diari los bocetos para la obra conjunta que recordará a los grandes literatos vinculados a la localidad gracias a Carlos Barral

José M. Baselga

Whatsapp
Giorgio, el impulsor de la iniciativa.  Foto: JMB

Giorgio, el impulsor de la iniciativa. Foto: JMB

El pintor Lluís Ribas retrata al escritor y editor Carlos Barral. «Es una ilusión porque conocí a Barral. Yo venía a Calafell con la familia y el poeta era un referente». El Barral plasmado por Ribas no podía ser de otra manera. «Es el marinero reflexivo».

La obra de Ribas formará parte del cuadro en el que participan diferentes pintores y que impulsa el restaurador culinario Giorgio Serafini. La obra rescata el Calafell de cuando fue punto de encuentro de escritores y editores universales.

Los pintores han mostrado al Diari los bocetos de sus retratos que conformarán el cuadro. «Plasmarán las obras en el lienzo y se ligarán para una imagen de conjunto», señala Giorgio.

‘El maestro’

De las manos de Emilia Castañeda surge Vargas Llosa. Por su parte, Alba Roqueta plasma al editor Josep Maria Castellet. «Todos le llamaban el maestro. Es un gran reto. Castellet fue uno de los hilos que junto a Barral ligó a toda aquella generación de escritores que identificaron una época». Giorgio explica que el cuadro reunirá de nuevo a todas aquellas plumas. «Reivindica una historia que no debió haberse perdido y que debe recuperarse como atractivo cultural. Pocos pueblos han reunido a tantos escritores universales. Si Cadaquès fue de pintores, Calafell fue de literatos».

De la mano de Barral

Aquellos escritores habían coincidido en Barcelona y la agente Carmen Balcells supo conectarlos. Barral los atrajo a Calafell, donde algunos, como Jorge Edwards (Premio Cervantes 1999) se instalaron o residieron por temporadas. García Márquez no se decidió porque en el balcón de la casa que iba a comprar vio una flor que decía traer mala suerte.

El retrato de García Márquez va a cargo de José Luis Fuentetaja, que ya ha participado en otros cuadros colectivos inspirados por Giorgio, como los dedicados al mundo del café, las flores o la ópera y que está repartidos por diferentes salas del mundo.

Jordi Rollan ha plasmado a Carmen Balcells, la gran agente literaria a la que los escritores conocían como la Mama y que tenía un gran respeto de los creadores, a quienes defendía de los abusos de algunas editoriales.

‘No podía faltar’

Rollan explica que Balcells no podía faltar rodeada de quienes fueron sus grandes amigos escritores. «Todos eran uno». Como todos han sido uno para preparar la obra que recordará el pasado de Calafell. También participa Josep Cruañas, que pintará una marina con el sanatorio de Sant Joan de Deu que inspiró a García Márquez para una de sus obras.

Jordi Alumà es el encargado de la presencia de Juan Marsé en el lienzo. Marsé inspiró en Calafell muchas de sus obras, como La muchacha de las bragas de oro.

Giorgio explica que los bocetos hay que unirlos en una obra. El impulsor de la iniciativa espera que sea un elemento más para potenciar Calafell como destino cultural. La casa de Carlos Barral, donde todos aquellos literatos, editores y agentes mantenían largos encuentros y fiestas, es ya un museo sobre la vida y obra del editor y poeta. Todos ellos también pasaron por las mesas del restaurante italiano de Giorgio, que recuerda «las largas veladas de confesiones. Cuando venían ya sabíamos que la noche se haría día».

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También