Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Calafell tendrá 'zona naranja' de pago en verano entre L'Estany y Segur

La medida se enmarca en una revisión total del sistema de pago por aparcar en las calles. En todo caso no será para este año

José M. Baselga

Whatsapp
La zona azul de Calafell tendrá un nuevo funcionamiento.

La zona azul de Calafell tendrá un nuevo funcionamiento.

Calafell plantea una renovación del sistema de aparcamiento de pago en las calles. Destaca la creación de una zona naranja en todo el área entre L’Estany y Segur de Calafell, la rebaja del tiempo máximo de estacionamiento de la zona azul o abaratar el tíquet de esta para los no residentes.

Las propuestas todavía deben detallarse pero van en esta línea. El motivo de los cambios es porque un estudio realizado por una empresa privada ha detectado que el actual sistema de parquímetros no es efectivo para lograr la rotación prevista. Ni los suficientes ingresos.

Entre las novedades más destacadas destaca que entre L’Estany y Segur de Calafell, todas las calles (ahora sólo era de pago con zona azul el paseo marítimo) pasarán a ser de zona naranja en los meses de verano y el resto del año será gratuita.

En esa zona habrá tres tarifas: para los residentes en Calafell, para quienes residan en esa zona y para los que no son residentes en Calafell. Para cada caso habría diferentes precios diferentes precios. Para los vecinos que vivan en las calles donde se implante la zona naranja y carezcan de plaza de parking en sus edificios será gratuito el aparcamiento en la calle. La zona naranja también permitirá obtener un tíquet temporal de mañanas, tardes, semanal o incluso para toda la temporada estival.

Bajo tierra

El alcalde Ramon Ferré explica que en esa trama de calles hay unos 10.000 aparcamientos subterráneos en los edificios «que muchos propietarios no utilizan y suelen dejar el coche en la calle por lo que esta está saturada».

Con la zona naranja, según el alcalde se pretende repartir el estacionamiento en ese área. Ahora los conductores buscan aparcar en las calles paralelas al paseo marítimo porque son gratuitas, mientras que evitan la zona más próxima a la playa al ser de pago.

Las intenciones del equipo de gobierno ya se han presentado a vecinos, comerciantes y partidos políticos. El alcalde Ramon Ferré explica que sobre esa propuesta pueden incorporarse sugerencias. En todo caso el grueso de las medidas no se aplicarían este verano ya que no hay tiempo material para poder renovar todo el sistema.

 

Temas

  • COSTA

Lea También