Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Cambrils cobrará una década después la deuda de 2 millones de la Generalitat por el Hospital

El Ayuntamiento aún tendrá pendiente recuperar 1,2 millones por los intereses. Los diferentes equipos de gobierno habían reclamado durante estos años este pago al Govern

C.Marsiñach/C.Sierra

Whatsapp
El Hospital Lleuger de Cambrils se inauguró en 2010. Fue entonces cuando empezaron los problemas económicos. FOTO: Pere Ferré

El Hospital Lleuger de Cambrils se inauguró en 2010. Fue entonces cuando empezaron los problemas económicos. FOTO: Pere Ferré

El Ayuntamiento de Cambrils cobrará de la Generalitat los 2.065.340,53 euros que le debía por la construcción del Hospital Lleuger Antoni de Gimbernat de Cambrils. El consistorio avanzó el dinero para pagar las obras de reforma y ampliación del centro de atención primaria y construcción del Hospital Lleuger. Aunque el equipamiento se inauguró en 2010, todavía no se había recuperado la deuda. Desde entonces se arrastraban los problemas económicos con el Govern. 

La Generalitat había reservado una partida presupuestaria en distintas ocasiones para asumir esta deuda pero no ha sido hasta ahora que ha aprobado, en una reunión de Govern, el pago de la misma. Según fuentes municipales, el acuerdo formal de firma y el compromiso firme de pago de la Generalitat llega después de numerosas gestiones entre la alcaldesa de Cambrils, Camí Mendoza, y representantes del Departament de Salut y el CatSalut.

Cabe recordar que en el primer convenio de 2006 el Ayuntamiento se comprometió a avanzar el dinero de la ampliación del centro hospitalario. Una inversión inicial de 5,9 millones de euros que el ente catalán debía pagar una vez se presentaran todas las facturas. Pero el problema surgió en 2010, cuando se añadió un anexo que señalaba que la Generalitat pagaría los intereses de demora generados por el impago de la deuda derivada de la obra y la construcción de un quirófano, por lo que la deuda se incrementó en 2 millones de euros. Además, en el último pleno del mes de enero el portavoz del PP, David Chatelain, puso de manifiesto que  este documento «nunca» fue firmado por el gobierno catalán. 

En el pleno de octubre de 2017 del Ayuntamiento aprobó una adenda complementaria al convenio suscrito en 2006 con el Departament de Salut de la Generalitat para la financiación de las obras del centro hospitalario cambrilense.

Entonces la oposición criticó que esta adenda tan solo hacía referencia a la ampliación del quirófano y no a los intereses pendientes. Entendían que el equipo de gobierno los estaba echando a perder. Una adenda que tampoco tuvo la firma de la Generalitat y que, según los partidos de la oposición, venció el 31 de diciembre del 2008. 

Cabe recordar que la deuda total de la Generalitat ascendía a 3,2 millones de euros si le sumaran también los intereses pendientes que reclama la oposición.  El consistorio tendrá pendiente recuperar 1,2 millones de euros, de modo que el Govern aún no habría saldado todas sus deudas con el Ayuntamiento de Cambrils. 

En el pleno de enero, se aprobó un cambio de titularidad del terreno del Hospital que ya estaba estipulado por el convenio del 2006. Entonces se incluyó una cláusula para ceder la finca a CatSalut y calificarla como bien patrimonial. Pero la alcaldesa negó que este trámite afectara al cobro del resto de la deuda y los intereses. 

Ahora, con la aprobación por el acuerdo del Govern, se autoriza al CatSalut al reintegro de la deuda pendiente por el exceso de obra realizada que asumió el Ayuntamiento de Cambrils y la firma del convenio para ambas partes.

Falta de recursos en ginecología

El sindicato USITAC llevó a cabo una recogida de firmas en febrero para reclamar más personal en la consulta de ginecología del Hospital Lleuger Antoni de Gimbernat de Cambrils. La consulta de ASSIR (la unidad de Atenció a la Salut Sexual i Reproductiva) contaba con dos facultativos de lunes a viernes. El sindicato denuncia que desde hace por lo menos tres años tan solo hay un ginecólogo que visita dos veces a la semana. 
Desde USITAC, lamentan también que el ginecólogo tuviera que pasar consultar sin tener «un auxiliar propio». Según explican algunos de los trabajadores era la auxiliar de la consulta de odontología quién les ayudaba cuando no estaba ocupada con otras tareas. 

Temas

Comentarios

Lea También