Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Cambrils impulsa una ordenanza para prohibir los clubs de cannabis

La villa marinera quiere evitar que los locales que se han cerrado en municipios vecinos quieran ahora instalarse en la ciudad

J.Cabré

Whatsapp
En la calle Barbastre de Salou se cerró el último local hace 10 meses y Cambrils no desea acogerlos. FOTO: A.MARINÉ

En la calle Barbastre de Salou se cerró el último local hace 10 meses y Cambrils no desea acogerlos. FOTO: A.MARINÉ

Curarse en salud. Y nunca mejor empleado. Así ha actuado el gobierno de Cambrils (ERC-PDCat y PSC) para evitar problemas de futuro con la apertura de clubes de fumadores de cannabis en la ciudad.

Para frenar el aumento de peticiones que se habían registrado en los últimos meses en el consistorio –motivadas posiblemente por la presión ejercida en Salou para que cerraran y se marcharan de la ciudad–, en el último plenario se acordó «iniciar el expediente de redacción de una modificación del Plan de Ordenación Urbana Municipal (POUM) a los efectos de regular los usos de asociaciones cannábicas y sus clubes sociales, así como la aprobación de la suspensión de aquellos usos mientras se estudia la formulación y la reforma del POUM».

La idea contó con el espaldarazo de todos los partidos y fue el concejal de Urbanisme, Joan M. Artigau, el encargado de argumentar la decisión del tripartito: «Se determinará en qué parte del término municipal se pueden situar. Aparte, habrá que fijar unas distancias mínimas entre los propios clubes y, también, unas distancias con zonas protegidas, como los colegios. También será necesario que queden definidas las condiciones de higiene y muchos otros detalles».

El aumento de las peticiones de los grupos de cannabis para alquilar locales de Cambrils fue razón suficiente para que el Ayuntamiento iniciara el proceso en estas últimas semanas y le permitiera un año sin necesidad de otorgar licencias.

El dictamen que pasó por el pleno deja claro que esta propuesta «en ningún caso pretende la prohibición o imposibilidad de desarrollo del derecho de asociacion, sino lo que se hace es una delimitación territorial y regulación funcional con el fin de hacerla compatible con el resto de actividades y usos» permitidos en la ciudad.

Entre las medidas que sugier la propuesta política, que contó con el respaldo unánime de todos los partidos políticos, es que para garantizar la apertura de esta tipología de establecimientos se realice por asociaciones de usuarios reales, debidamente inscritas y con normas de funcionamiento claras y conocidas.


Evitar promover el consumo
También se considera necesario fijar unas distancias mínimas para evitar, aunque sea de forma indirecta, «la promoción del consumo de una sustancia que puede tener efectos nocivos en aquellos colectivos más vulnerables de mayor riesgoe, como pueden ser los menores de 18 años o personas diagnosticadas con patologías mentales», explica el dictament municipal.

Además de las distancias, la petición de solicitud deberá tener acreditada una serie de condiciones de seguridad, salubridade higiene para el ejercicio de esta actividad con el objetivo de proteger a las personas usuarias de estos clubes, así como a los vecinos.

Con la aprobación del inicio del expediente, Cambrils puede dejar en stand by las solicitudes que han entrado en el registro y evitar a los clubes que Salou logró cerrar a base de inspecciones policiales y rigurosidad en el cumplimiento de las ordenanzas municipales.

Mientras en Salou se bajaba la persiana hasta en 13 ocasiones, en Tarragona se emitía por primera vez una sentencia (Audiencia Provincial) contra una asociación cannábica por un delito contra la salud pública en la modalidad de sustancias que no causan grave daño a la salud. Una multa de 1.200 euros y la prohibición de volver a abrir fue la pena emitida.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También