Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Cambrils reducirá 7,2 millones de deuda para sanear sus arcas en 2017

Los presupuestos que ayer se aprobaron buscan rebajar la ratio por debajo de los 70 puntos sin que ello suponga un aumento de la presión fiscal

Jordi Cabré

Whatsapp
Los presupuestos se aprobaron únicamente con los votos favorables del equipo de gobierno. FOTO:A.MARNÉ/DT

Los presupuestos se aprobaron únicamente con los votos favorables del equipo de gobierno. FOTO:A.MARNÉ/DT

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Cambrils –ERC, PDCAT y PSC– aprobó ayer las cuentas generales de 2017 con una partida global de 42,3 millones de euros. Esta cifra significa un ligero incremento presupuestario respecto el actual, 0,48%, que en cifras absolutas son 202.321 euros más.

Uno de los aspectos más destacados que explicó el concejal de Hisenda, Jaume Gila, fue que uno de los objetivos marcados es la reducción de la ratio de endeudamiento, que actualmente es del 85,53%, hasta los 67,19 puntos, «la cifra más baja de los últimos 17 años», apuntó el concejal.

Para lograr esta rebaja de endeudamiento y poder tener más maniobra en políticas de inversiones en el futuro, el Ayuntamiento prevé eliminar 7,2 millones de euros de la deuda: 5,1 con amortizaciones ordinarias y poco más de 2 millones con amortizaciones extraordinarias. Con estas previsiones, la deuda a 31 de diciembre de 2017 estaría en 29,4 millones (67,19%) y las arcas municipales tendrían más margen de maniobra para otras políticas municipales.

La alcaldesa de Cambrils, Camí Mendoza, también apuntó que «son unas cuentas generales donde la prudencia, el equilibrio y la garantía de los servicios públicos están por delante de otras obligaciones».

La concejal Ana López añadió que «uno de los aspectos más importantes es que incrementamos la partida de gastos para políticas sociales en 2,7 puntos, buscando echar una mano a aquellas familias que todavía están superando la crisis».

En la línea de los ejercicios anteriores, Jaume Gila recordó que «crecen tanto las partidas de Ensenyament como las de Políticas de Ocupación, sin olvidarse de Benestar Social, que es uno de los puntales de las políticas de proximidad por las que apuesta este consistorio». En cifras absolutas, el área dedicada a las personas tiene una partida de 5,7 millones, casi medio millón más de lo programado en el ejercicio que está a punto de concluir.

Por su parte, Mercè Dalmau subrayó que otro de los ejes que marcan este presupuesto es poner los cimientos a la promoción económica y turística de la ciudad, dos de los motores que destacan en la villa marinera.


Traslado a la Torre del Llimó
La Torre del Llimó, uno de los edificios emblemáticos de la ciudad, acogerá en las próximas semanas el área de promoción económica, que junto al vivero de empresas y sede universitaria –tras firmar esta misma semana un convenio con la URV– «permitirá ampliar servicios dirigidos a la propia población y reforzar la imagen turística», señalaron López y Dalmau. Por ello, se incrementa en más de 100.000 euros su partida económica «con la idea de que este paso sea el primero de una apuesta de futuro para la ciudad y sus motores económicos», añadieron las dos concejales.

El traslado de esta área a la Torre del Llimó también descongestionará la sede actual de la Casa de la Vila y permitirá aprovechar las estancias liberadas para otras funciones.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También