Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Campaña para salvar unos históricos lavaderos de El Vendrell

Están en estado de práctica ruina junto a un aparcamiento de la calle Colom

José M. Baselga

Whatsapp
El lavadero está en práctico estado de ruina.

El lavadero está en práctico estado de ruina.

En cualquier otro lugar estarían protegidos y se mostrarían para enseñar cómo era la vida de una localidad no hace tantos años. De hecho, los más mayores de El Vendrell todavía recuerdan en funcionamiento esos lavaderos públicos.

En localidades vecinas los lavaderos se han restaurado y algunos  destinados a acoger actividades culturales. Pero en El Vendrell los que hay junto al aparcamiento de la calle Colom se caen a trozos. Llenos de maleza y basuras pasan desapercibidos en forma de ruina.

Los lavaderos forma parte de la historia de El vendrell. 

Para intentar evitar la puntilla que los borre para siempre, la vecina Gisela Alcón ha iniciado una campaña para intentar salvar ese elemento del patrimonio histórico, pero sobre todo social de El Vendrell. Alcón ha impulsado una recogida de firmas para salvar los lavaderos.

Ahí es donde coincidían muchas mujeres que iban a lavar la ropa. Unas, la de casa propia. Otras,  la de los señores de la casa para la que trabajaban. Era un punto de encuentro y de socialización, explica Gisela Alcón en la televisión local. También había un lavadero destinado a lavar la ropa de las personas enfermas, explica la directora del Arxiu Comarcal del Baix Penedès, Nati Castejón.

Esos lavaderos quedaban frente a lo que fue un antiguo hospital. Pero hoy están totalmente abandonados dentro del solar de un aparcamiento público.

Imagen histórica de los lavaderos. FOTO: ACBP Jaume Nin Casanova

No fueron los únicos que hubo en El Vendrell. Justo debajo del puente de França y junto al torrente había otros que ya desaparecieron y quedan unos en el patio de la escuela Àngel Guimerà.

Gisela Alcón explica que desde hace dos años realiza un seguimiento de los históricos lavaderos de la calle Colom para comprobar como la degradación avanza. Lamenta que mientras se lleva a las personas a los museos para ver cómo era la vida de hace un siglo, con los lavaderos se pierda la oportunidad de mostrar cómo era esa vida en El Vendrell.

Hasta esos lavaderos, que entonces  quedaban a las afueras del núcleo histórico,  llegaban las mujeres cargadas de ropa para lavarla. En invierno bajo el frío y después cargarla de nuevo hasta casa. Agua helada y jabón duro,  pero en esos lavaderos también se veía pasar la vida de la localidad. Alcón explica que entonces muchas mujeres eran analfabetas y que en aquellos lavaderos aprendían del contacto con las vecinas.

El estado actual. 

Por esa memoria y porque todavía queda algo que salvar,  se ha impulsado la campaña para reclamar la preservación de lo que es una parte de la historia de El Vendrell. 

En este sentido la Comissió per a la Preservació del Patrimoni de El Vendrell, una sección del Institut d’Estudis Penedesencs (IEP), también reclama conservar los lavaderos.

Temas

Comentarios

Lea También