Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Cita imprescindible con el mundo del vino

El Parc del Pescador acogerá hasta el domingo la octava edición de la muestra ‘Cambrils, entrada al país del vi’
Whatsapp
Algunos de los visitantes que ayer pasaron por el recinto del Parc del Pescador.  FOTO: Alfredo González

Algunos de los visitantes que ayer pasaron por el recinto del Parc del Pescador. FOTO: Alfredo González

La feria Cambrils, entrada al país del vi se ha convertido en una tradición para los cambrilenses. En octubre de cada año, coincidiendo con el fin de semana de las Fiestas del Pilar, el Parc del Pescador acoge esta muestra que se ha potenciado con variadas degustaciones de vinos y tapas y actividades para toda la familia.

Esta apuesta del consistorio, en especial del Patronat de Turisme, ha hecho que no solo disfruten de la feria los cambrilenses, también lo hace gente de municipios vecinos, los que tienen una segunda residencia y los turistas que visitan por primera vez la villa.

La cambrilense Laia Insausti, que visitaba la muestra en compañía de un grupo de amigos, explicaba al Diari que la feria era una «buena excusa» para salir de casa. «Creo que tomar una copita de vino y comer una de estas tapas es una muy buena iniciativa. Hacía tiempo que no venía pero este año he vuelto y creo que funciona muy bien», apuntaba. Y es que el hecho de probar un buen vino de alguna bodega de la provincia y comer tapas de los restaurantes y establecimientos de Cambrils, algunos con sabor a estrella Michelin, es una atractiva oferta que hace que la gente se anime. 

Es el caso de Blanca Jauregui, una vasca que tiene un apartamento en el puerto y que participaba por segundo año en la Fira. «Nos gusta, hay mucho ambiente. Vendremos cada día. Nosotros allí tenemos la feria del txakolí y nos parece muy bien que  se haga con productos de la tierra. En cada sitio se tiene que beber y comer lo que se produce», dice.

Esta edición cuenta con la participación de 15 bodegas, algunas de ellas presentes desde el primer año, como el Celler Ronadelles, que produce la conocida gama Cap de Ruc. Su enóloga Eva Prim reconocía que la empresa «cree» mucho en esta muestra. «Somos unos de los pocos que venimos cada año. Es una muy buena feria porque Cambrils es un referente gastronómico, hay muy buenos restaurantes y creo que deberían haber muchas más bodegas presentes», apuntaba. También explicaba que su objetivo no es vender, sino dar a conocer el producto. «Queremos que la gente pruebe los vinos y que los compre cuando quiera en nuestros puntos de venta. Aquí hemos hecho muy buenos clientes, notamos que viene gente que nos reconoce de cada año», manifestaba Prim. 

Otra de las bodegas es Visendra. Según David Sendra, «venimos desde hace siete años. Nos gusta  porque es muy familiar, tranquila. La gente no viene a beber, sino a degustar, que es diferente. Además para nosotros es un poco nostálgica porque es la primera feria a la que vinimos como bodega». El propietario de esta bodega de Les Pobles (Aiguamúrcia), añadía que los días posteriores detectaban un incremento notorio de ventas. «La gente compra a última hora de la tarde o directamente en las tiendas. Pero cada año notamos este incremento», añade.
En cuanto al tipo de vino más consumido en esta edición, Sendra apuntaba al blanco y al tinto como las preferencias estrella de los visitantes. «Hay muy poca gente que pida un vino rosado y los extranjeros optan más por los espumosos», apuntaba.

Si aún no se ha dejado caer por el Parc del Pescador, tiene tiempo hasta este domingo. Con suerte, podrá participar en alguna de las catas gratuitas o disfrutar de una actuación musical o de magia.

Temas

Comentarios

Lea También