Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Clamor para el desmantelamiento de las perreras ilegales en Calafell

Las asociaciones de vecinos exigieron al alcalde una actuación rápida y el sábado hay una concentración

Diari de Tarragona

Whatsapp
La reunión de los representantes vecinales con las autoridades locales.

La reunión de los representantes vecinales con las autoridades locales.

La práctica totalidad de las asociaciones de vecinos de Calafell han pedido al Ayuntamiento que  desmantele las perreras ilegales que hay el municipio. Ya lo pidieron hace cuatro años, pero ante la promesa que se les hizo desde el Consistorio, confiaron en que se haría.

Sin embargo la aparición esta semana de un perro muerto en uno de esos recintos donde se amontonan animales y que no tienen ningún tipo de licencia de actividad ni urbanística ni medioambiental, ha indignado a los vecinos, que ven que siguen las perreras.

Las asociaciones han mantenido una reunión con responsables municipales y la Policía Local, para exigir el desmantelamiento de esas perreras ilegales.

El próximo lunes se celebra un pleno municipal y las entidades acudirán para reclamar una intervención urgente. También hoy (19.00. paseo marítimo junto al monumento al pescador y la cofradía)  está previsto una concentración convocada por protectoras para pedir el desmantelamiento de esos recintos.

El alcalde de Calafell Ramon Ferre, explica que en la sesión plenaria ya está previsto anunciar el desmantelamiento de las ocho perreras que se han localizado. «Se hará por un incumplimiento de la normativa urbanística ya que permite un procedimiento más rápido».

Ferré apunta que se ha investigado la situación de las diferentes perreras y todas incumplen con la normativa, por lo que deben cerrarse.

El día que se publicó la foto del perro muerto, veterinarios de la Generalitat y el servicio de protección a la naturaleza de la Guardia Civil (Seprona), además de la Policía Local acudieron a esa perrera ilegal donde había 25 animales. Generalitat y Seprona abrieron diligencias y el alcalde señala que podrían acabar siendo por mal trato animal.

La preocupación es qué pasará con los perros que hay en los recintos ya que las entidades vecinales temen que si han estado en esas condiciones, los dueños estén capacitados para atedenderlos.

Temas

Comentarios

Lea También