Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Clientes del notario de Cambrils: 'Era cuestión de tiempo, esto va a ser muy gordo'

La investigación por presunta estafa no ha cogido por sorpresa a los vecinos, aunque hay quien confía en que sea solo un malentendido

Mònica Just / Javier Díaz

Whatsapp
Una mujer entrando ayer por la mañana a la notaría de RafaelMartínez, en Cambrils. Foto: Alba Mariné

Una mujer entrando ayer por la mañana a la notaría de RafaelMartínez, en Cambrils. Foto: Alba Mariné

La investigación en torno a la presunta estafa millonaria del notario de Cambrils Rafael Martínez no ha cogido por sorpresa a los vecinos. «Sólo era cuestión de tiempo. Aquí hay muchas cosas detrás e irán saliendo poco a poco, seguro. Han ‘enganchado’ a mucha gente», apunta un ciudadano que prefiere mantenerse en el anonimato. «Esto va a ser muy gordo», dice otro. No obstante, también ha despertado cierta incredulidad en otras personas, que se muestran escépticas y confían en que se trate de un malentendido. «Es un gran profesional y siempre me ha atendido correctamente», apunta un vecino. «Nunca tuve ningún problema con él y me cuesta de creer que haya hecho esto», señala otra cambrilense.

El Diari se desplazó ayer hasta la notaría, una de las de mayor actividad de la provincia, para contar con la versión de Martínez, pero declinó hacer declaraciones. La notaría estaba abierta al público, aunque no registró el trasiego de días anteriores de entrada y salida de clientes interesados en el estado de sus asuntos. Los empleados, visiblemente afectados, tampoco quisieron hablar con el Diari.

Los Mossos d’Esquadra detuvieron el pasado 18 de abril al notario por presunta estafa a decenas de afectados en relación con sus provisiones de fondos, después de meses de investigación. Se acogió a su derecho a no declarar en comisaría y la detención quedó sin efecto pocas horas después, con la obligación de presentarse ante el juez cuando sea requerido.

Según fuentes próximas al caso, el notario acumulaba denuncias, la mayoría de clientes extranjeros, por presuntas irregularidades en las provisiones de fondos en las operaciones de compra y venta de apartamentos y chalés. En vez de liquidar los correspondientes impuestos, el notario se habría apropiado presuntamente del dinero.

Los Mossos d’Esquadra también registraron la notaría el mismo día de la detención y, aunque no han cuantificado el importe estafado, algunas fuentes señalan que oscila entre 1,9 y 2 millones de euros.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También