Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Coma-ruga pide que el Fondo Feder no sea de 'chapa y pintura'

El gobierno asegura que la inversión de 2,3 millones de euros será un revulsivo para la reactivación social y económica de la zona

José M. Baselga

Whatsapp
Elk alcalde explicó a los vecinos la concesión del fondo europeo.

Elk alcalde explicó a los vecinos la concesión del fondo europeo.

Los vecinos de Coma-ruga piden que la inversión que se hará en la zona gracias a un fondo europeo Feder no se limite a una operación de ‘chapa y pintura’ y que sea un revulsivo para la dinamización económica y social.

El alcalde, Martí Carnicer, rechazó esa calificación de operación maquillaje y señaló que la intervención de 2,3 millones será estratégica y tendrá un mayor calado que el de ser un simple lavado de cara.

La zona central de Coma-ruga, que en su origen como urbanización Brisamar fue un centro neurálgico de servicios y actividad turística con teatro, balnearios y zonas verdes, ha perdido potencial y muchas de sus infraestructuras son precarias.

Repercusión

La concesión del Fondo Feder para intervenir en Coma-ruga debe servir para recuperar ese potencial. Los vecinos piden «que se invierta en algo que tenga beneficios, no que sea sólo para ponerlo bonito. Si se invierte esa cantidad, que sea rentable».

Los vecinos entienden como rentabilidad el volver a atraer a Coma-ruga inversiones que generan actividad económica, empleo, movilidad durante todo el año y los servicios que se han ido perdiendo. «No se ha de convertir sólo en un lugar de paseo», reclaman.

Falta de inversiones

El Ayuntamiento presentó en Coma-ruga el Fondo Feder concedido. Acudieron muchos vecinos pero no es una plaza fácil para el equipo de gobierno ya que en la zona se sienten olvidados desde el Consistorio.

Los vecinos señalaron que en Coma-ruga, Sant Salvador y El Francàs hay otras problemáticas como la falta de servicios o las inundaciones. Pero la subvención dada es para el proyecto que se presentó para un ámbito de actuación concreto y un objetivo urbanístico determinado.

El alcalde señaló que el fondo Feder no elimina que deban hacerse otras inversiones en la zona. Carnicer reconoció la falta de inversiones en Coma-ruga, Sant Salvador y el Francàs, pero como también ha pasado en otras zonas de El Vendrell por la crisis que ha dejado al Ayuntamiento sin capacidad de actuación en los últimos años.

La inversión de 2,3 millones de euros se reparte a partes iguales entre el fondo europeo y el Ayuntamiento. El calendario previsto es que en 2017 se liciten los diferentes proyectos y el objetivo es que en 2018 puedan iniciarse las obras. Los trabajos deben estar finalizados en el año 2020. Por ello la planificación, pero también la comunicación con los vecinos debe co

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También