Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Coma-ruga recuerda al campeón que murió en su circuito urbano

El piloto Ramon Torras perdió la vida en en 1965 en una carrera. Tras el accidente, el circuito del Brisamar no acogió más pruebas

José M. Baselga

Whatsapp
El homenaje junto al monolito que recuerda a Ramon Torras.

El homenaje junto al monolito que recuerda a Ramon Torras.

Dicen los mayores que el árbol sigue allí. El árbol en el que ya era  uno de los mejores pilotos de motos perdió la vida un 30 de mayo de 1965.  Aquel día llovía y Ramon Torras encabezaba la prueba en categoría de 125 cc que se celebraba en el circuito urbano del Brisamar de Coma-ruga.

La Bultaco de Torras derrapó a 800 metros de la meta y el piloto, con su 7 que ya le identificaba, se estrelló contra el árbol. En el que algunos todavía recuerdan al piloto depositando flores.

Como hicieron el domingo en la  XIII Trobada de motos clàssiques en memoria de Ramon Torras que organiza el Motor Club El Vendrell.  Participaron 30 motos y se recordó al que iba camino de ser el mejor del mundo como ya dijo quien fue su amigo y también piloto Josep M. Busquets.

La concentración motera recuerda cada año a Torras. En el circuito en el que quizá no debió competir. De hecho aquel día el campeón preparaba su Bultaco para disputar el Tourist Trophy de la Isla de Man.

La hermana del piloto, Conxita Torras, recordaba entonces que aquel día el piloto tenía previsto ir a comer a casa, pero Paco Bultó, el creador de Bultaco, le pidió que probase la moto.

El domingo algunos todavía recordaban aquel circuito urbano que colocó a Coma-ruga en el mapa de la competición de motorismo. Era un trazado muy técnico que gustaba a los pilotos. Y  Torras compitió aquel día. Junto a otros célebres como Salvador Cañellas, José Medrano, Enrique Escuder y Mauricio Aschl.

Torras quedó atrás en la salida. Incluso tuvo una caída. Pero se levantó y siguió la carrera escalando posiciones. Llegó a coger la rueda de Medrano que lideraba la prueba sobre un asfalto muy mojado. Quedaban 800 metros para la meta y la moto de Torras se deslizó y el piloto dio contra el árbol.

Torras fue trasladado a la Clínica Monegal de Tarragona pero no pudo hacerse nada por su vida. La muerte del piloto consternó al mundo del deporte. Paco Bultó decidió abandonar la competición y disolvió ese mismo día la escudería oficial de la marca.

El día del funeral, Juan Antonio Samaranch, que era periodista deportivo y estaba vinculado a la Delegación Nacional de Educación Física y Deportes, impuso a Torras la Medalla al Mérito Deportivo a título póstumo.


Puso fin a las carreras
El accidente de Torras puso fin a las competiciones en el circuito de Coma-ruga. Aquella prueba del Brisamar acogió carreras en 1961, 62 y 65. El circuito era por las avenidas Generalitat, Parlament de Catalunya y el paseo marítimo en dos kilómetros de trazado.  Tras el accidente no volvió a disputarse ninguna más.
¿La lluvia o fallo mecánico?
En la época también se destacó que aquel día el pavimento estaba mojado , Pero que el asfalto era reciente. Deslizamiento o fallo mecánico que bloqueó el cambio de marcha fue un debate que se alargó mucho tiempo.  Lo cierto es que Torres perdió la vida en aquel exigente circuito urbano
De limpiar motos a la pista
Torras nació para la moto. Siendo un niño pidió limpiar motos en un taller para estar cerca de ellas. Con 17 años  disputó  su primera prueba en el II Moto-Cross Ciudad de Sabadell, que ganó frente a los pilotos oficiales de Derbi. Desde ese momento ganó títulos en Francia, Italia o Alemania. Josep Maria Busquets dijo de él que sin duda hubiese llegado a campeón del mundo.

 

Temas

Comentarios

Lea También