Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Conductores de bus nocturno del Garraf denuncian las agresiones que sufren

Piden medidas de protección para ellos y los usuarios

Diari de Tarragona

Whatsapp
Los conductores denuncian el incremento de agresiones.

Los conductores denuncian el incremento de agresiones.

Los conductores del bus nocturno de las empresas Monbus y Plana que dan servicio en la comarca del Garraf en ese horario, denuncian las agresiones que sufren. 

El sindicato CCOO ha recogido el miedo de los conductores y destaca que en las últimas semanas se han incrementado las agresiones.


Los empleados de las compañías que realizan el servicio nocturno han convocado una concentración para decidir qué acciones pueden tomar para garantizar su seguridad. En el vehículo están expuestos y con poca capacidad de defensa.

Miedo de usuarios
Los conductores denuncia robos, desórdenes y daños en los vehículos que también afectan a los usuarios de un servicio muy necesario por la hora a la que se ofrece cuando no hay tren o quien prefiere el autobús para evitar el coche.

El sindicato CCOO destaca que los Mossos d’Esquadra acuden a las llamadas de los conductores en caso de necesidad, pero los policías no pueden realizar los trayectos y que para contar con vigilancia debería ir a cargo de seguridad privada en los vehículos, lo que resultaría muy caro para la empresa.

Hace unos días en Sitges un conductor sufrió una brutal agresión  que provocó a un conductor una perforación del tímpano por un puñetazo. 

Paradas
Desde el comité de empresa lamentan las pocas medidas de autoprotección que pueden tomar los conductores. No pueden saltarse una parada aunque en la espera haya personas que por apariencia o estado puedan intuir que sean conflictivas.

Los conductores reclaman más medidas seguridad. Los vehículos carecen de mampara de seguridad. Una de las posibilidades que plantean es instalar cámaras de seguridad que tuviesen un efecto disuasorio o para poder identificar a agresores en caso de necesidad.
El Vendrell y Vilanova se conectaron hace años con un bu nocturno con paradas en Calafell, Cunit y Cubelles. Ese servicio era una demanda ante el incremento de población en los municipios del Baix Penedès ya para facilitar el acceso ala capital del Garraf.

Temas

Comentarios

Lea También