Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Cunit reconstruye un búnker de la Guerra Civil y revive un día durante el conflicto

De la defensa no queda nada y se integrará en el nuevo tramo del paseo marítimo

José M. Baselga

Whatsapp
Una de las pocas imágenes que quedan del búnker.

Una de las pocas imágenes que quedan del búnker.

Durante la Guerra Civil el temor de los pueblos costeros que resistían a los sublevados era un ataque por mar tras la victoria de los franquistas en Mallorca. Toda la costa buscó protegerse con búnkers, pero las masacres las hicieron los bombardeos aéreos.

En el Baix Penedès los bunkers de vigilancia estaban en El Vendrell, Calafell y Cunit. De este último no queda nada. Apenas restos de una pared.  Todavía son muchos los que recuerdan la estructura. El Ayuntamiento reconstruirá la defensa como elemento de la historia local. La museización se coordinará con  la Universitat de Barcelona.

En el paseo
La construcción del búnker se hará pasado el verano. Está previsto que en septiembre el Ministerio de Medio Ambiente realice las obras de un tramo de paseo marítimo que está pendiente tras esa obra que se levantará la defensa para integrarla al nuevo tramo de paseo.

De momento mañana en Cunit  hay una jornada de recreación de cómo era un día durante la Guerra Civil. La vida de los vecinos y la de los soldados que custodiaban la defensa en 1937 y 1938. El equipo de recreación histórica Ejército del Ebro y el Grup de Recerca DIDPATRI de la Universitat de Barcelona, trasladarán la localidad a aquellos años.

La iniciativa conmemora  la fortificación sistemática que comenzó en el otoño de 1936 tras el fracaso de la República y el asentamiento de los sublevados en Mallorca, lo que les permitía un fácil acceso a la costa catalana. A principios de 1937 en Cunit había una línea de trincheras de 2.000 metros y ese año  se ubicaron nidos de ametralladoras en las zonas de L’Estany, Trens Pins y la masía de Segur.

La jornada mostrará uno de esos días en que ingenieros del Ejército popular construían las fortificaciones. También se mostrará material bélico de la época y los historiadores explicarán el objetivo de esas defensas en visitas guiadas.

En la jornada sonará música de la época, los discursos de las autoridades o se simulará el ataque de unos de los temidos  hidroaviones Heinkel He-59  que llegaban desde Mallorca.

También se presentará el libro Sota les bombes. Els atacs aeris a Catalunya durant la Guerra Civil’, obra de David Íñiguez, David Gesalí y Josep Ramon Casals, que dettala los ataques sufridos en la costa de Penedès.

Temas

Comentarios

Lea También