Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Denuncian que fueron de pie en autobús por autopista de Calafell a Tarragona

La normativa permite que los viajeros puedan ir en el pasillo de pie si el vehículo va por autopista y a menos de 80 km/h
Whatsapp

Habitualmente la compañía de autobuses utiliza un vehículo de 55 plazas, pero hace unos días el autocar fue más pequeño. Para unos 27 pasajeros sentados. Los usuarios de la línea entre Calafell y Tarragona criticaron la situación ya que desde las primeras paradas algunos tuvieron que ir de pie.

Lo ha denunciado una usuaria que destaca que el trayecto es por las autopistas C-32 y AP-7 y alerta de que en caso de un frenazo brusco el que haya personas en el pasillo es un riesgo. La usuaria  ha puesto una reclamación en la Direcció General del Transport Terrestre de la Generalitat.

Incongruencia
La denunciante destaca la incongruencia de que se obligue a los autocares a instalar cinturones  de seguridad en los autocares y que se aconseje a los viajeros su uso, «cuando por otro lado se permite que por autopista pueda haber personas que vayan de pie en el pasillo durante más de 30 kilómetros».

La mujer planteó a la compañía de autobuses la situación y como respuesta recibió que era legal si se iba por autopista y la velocidad no superaba los 80 kilómetros por hora.

Normativa
Desde el departamento de Politica Territorial se confirma que la normativa de tránsito permite, en el caso de autobuses interurbanos que van por autopista y que no superen los 80Km/h el que haya viajeros de pie.

Añaden que si hay una reiteración de denuncias de usuarios desde la administración plantea a la empresa que ponga autobuses con más capacidad o más vehículos.

El cinturón salva vidas.

En otros momentos la Generalitat ha intentado una modificación del Reglamento General de Circulación para cambiar la normativa, como ya se ha hecho en Baleares o Andalucía. Pero el planteamiento está parado.

Los usuarios reclaman que se prime la seguridad de los viajeros porque señalan que a 80 kilómetros por hora en caso de frenazo brusco es un peligro por las fuerzas que se generan en el interior del habitáculo y que además de caídas pueden precipitar a los viajeros contra otros.

RACC

Las denuncias no son nuevas. Lla propia Fundació Racc ya intervino señalando el riesgo de viajar de pie en caso de un accidente a 80 km/h. El Racc sugirió modificar la regulación. Los expertosvial coinciden en ese cambio por mucho que se trate de trayectos interurbanos.

La Federació Catalana d’Autotransport de Viatgers, ha respondido en diversas ocasiones que la regulación no es urgente ya que vehículos y conductores pasan muchos controles y que si la norma lo permite, es que es seguro.

Seguros

El autobús es 20 veces más seguro para viajar que el vehículo privado según datos de la patronal Confebus. Las víctimas mortales en autobús representan el 1% de los fallecidos en carretera.

Para aumentar aún más la seguridad, se obligó a los carroceros a dotar de cinturón de seguridad a todos los asientos del vehículo, Pero sólo un 20% de los viajeros se lo abrocha, según un estudio de la Fundación Mapfre.

A partir de 2007
La Ley obliga a que todos los autobuses de largo recorrido matriculados a partir de 2007 lleven cinturones y que todos los viajeros, excepto los menores de tres años, los usen. Pese a la obligatoriedad de llevar el cinturón abrochado, son muy pocos los viajeros que los usan.

El uso del cinturón reduce entre un 20 y un 80% la probabiliddad de sufrir lesiones graves o mortales. Porque las fuerzas centrífugas que se producen en el interior de un autobús en caso de accidente son tan fuertes que una persona sentada puede salir disparadas y golpear al resto de viajeros. 
 

Temas

Comentarios

Lea También